Lucy in the Sky with Diamonds

Descubrí a los Beatles en un supermercado. Tenía ocho años  y tuve el antojo de una cinta donde aparecían ellos. No  sabía nada sobre la música. Me gustaba Paul. Esa fue la excusa para que mi madre me comprase la cinta  musical más preciada de toda mi vida, hasta el punto de ser mi consuelo en los momentos de enfado o de tristeza. Los Beatles fueron mi mayor descubrimiento musical  infantil. Adoraba toda la  música y las letras, y las cantaba palabra por palabra sin entender nada de lo que decían. 

 CA0U4C26CAQLUJAQCABD0TOZCAGVYK01CASPJIO9CAWC5O9HCAYMYB7ZCAEIC2MCCAC3EF1UCAZS2JB2CAN06EWQCAPH0A1XCA7Q43QPCALRCUG2CA61ZXOTCATZSZMCCAW5S44NCAPNRZL8Imagen de Lucy.

 Me fascinaban,  y no en vano eran los Maestros de la Música del siglo XX. Lloré la muerte de John Lennon como si  él fuera alguien de  mi grupo de amigos y casi no fui capaz de jugar mi partido de balonmano. Ya se adivinaba que tanta sensibilidad  hacia todo, me traería problemas… aunque esta música me unió también a una de mis grandes amigas, Laura. Casi podría decir que ellos fueron en parte los culpables de su amor por la cultura anglosajona.

Ayer me enteré de la muerte de   Lucy O’Donnell, la niña que inspiró en 1966 la canción de los Beatles Lucy in the sky with diamonds ( Lucy en el cielo con diamantes), ha muerto a los 46 años a consecuencia de un lupus. Lucy era una compañera del parvulario de Julian, el hijo mayor de John e inspiró uno de los temas más famosos del grupo.

Lucy in the sky with diamonds se incluyó en el álbum ‘Sgt Pepper’s Lonely Hearts Club Band’ que salió a la venta en 1967, y generó polémica al considerarse que en realidad las iniciales del título de la canción hacían referencia a la droga psicodélica LSD, algo que negaron reiteradamente los miembros del mítico grupo.

Amante de fin de semana

 Durante la semana apenas le veo. Él  me espera con los brazos abiertos y haciéndome guiños para seducirme. Trato de ignorarle, pero su imagen me persigue. Creo que por eso tiene esos colores, fresa y chocolate es el mío, es decir, una tentación. No hay ningún mueble como mi sofá.

sofaEste fin de semana tenía muchas cosas que hacer,  traté de ignorarle, pero no me dejaba en paz. Yo lo miraba de reojo mientras planchaba…pero el muy canalla se mostraba con sus mejores galas, hasta parecía ponerse los cojines más mullidos que nunca. Una tiene su honor, así es que le ignoré por completo, centrándome en mi sacrificada tarea planchil. Puse la televisión para que la plancha fuera más amena y ¡ay!… ahí estuvo lo peor. Casi escuchaba sus susurros: “Ven, acércate a mi vera, hermosa dama…” pero no quise acercarme. Me metí en la cocina y eso fue aún más terrible. La tefal  era su compinche, me hablaba en su lenguaje :” tefal, tefalta descanso Pilar” y yo le dije que era verdad, pero a ver, durante la semana casi no puedo hacer nada y tengo que aprovechar los ratos al milímetro.

  La escoba me saludó con su melena azul, muy al estilo de Lucía Bosé,  ella quiere también seducirme, porque dice que le dedico poco tiempo,  pero a mí las escobas nunca me gustaron, tengo poco estilo barriendo, y ni siquiera consiguen mi atracción  con el chantaje de poder hacer brujería. Finalmente me fui hacia ella y comencé a barrer la casa, pero ¡Ay! ahí estaba de nuevo mi sofá…más bello  que ningún otro mueble de la casa.

 No tuve más remedio y le dije que había llegado nuestra hora, que me dejase forrar unos libros y organizar un poco otras cosas y que finalmente me dejaría caer en sus brazos.  Es un especialista en hacer perder la cabeza, este sofá. ¡Qué bien lo hizo! Desde detrás de una mantita fina me enseño el lomito de un libro…ahhhh ….y ahí fue mi perdición. Me lancé a sus brazos, y con qué placer… me puse a leer entre sus mullidas caricias. Hoy de nuevo comienza la semana: Espérame sofá de mi corazón, el fin de semana que viene volveré a ser tu amante.

Había una vez un barquito chiquitito que no sabía, que no sabía navegar…

No voy a hacer ningún análisis político ni social de la noticia que voy a comentar. Sólo una reflexión como madre, y como persona: Ha llegado la primera patera infantil a España. Seis niños entre diez y once años y un adolescente de dieciséis.

http://www.20minutos.es/noticia/517627/0/embarcacion/ninos/tarifa/

Me gusta mucho el mar, me fascina. Pero también me causa mucho respeto. No sé qué se siente durante la noche en medio del mar, y con una lancha hinchable de juguete. No sé lo que te puede recorrer por la espina dorsal, pero tampoco quiero sentirlo. Lo malo es que las noticias, si tienes un mínimo de sensibilidad, te trasladan a  todas esas sensaciones. Creo que esta es la mejor época del año, según dicen para realizar este tipo de aventuras mortales. Pero ahí están. Llegaron sanos y salvos y dispuestos a empezar una vida nueva.

 Los niños de las pateras irán a un centro de menores y después tendrán que dejarlos  salir porque no pueden ser repatriados, así es que buscarán un trabajo. No voy a analizar nada, para mí no son de ningún país ni de ninguna nacionalidad, Son NIÑOS, no más. Se buscarán un empleo si lo encuentran, y si no, harán lo que les venga a la mano y si son niñas, pues lo tendrán más difícil porque salvo excepciones acabarán …mal. 

 Mientras, mis hijos descansan en el sofá. Durante nuestras vacaciones  en Cádiz , tuve mucho cuidado  tratando de evitar que les diera  el sol en la playa, que no se adentraran  demasiado en las olas, que no pisaran  nada que les dañase los pies, que se pusieran una gorra para que no les diera una insolación, que bebieran agua para estar hidratados… eso en unos  días de playa. Ellos, como dice la canción, nacieron en la cara buena del mundo. Sin ser ricos, son privilegiados, porque los que nacieron en la cara mala, simplemente tienen dos opciones : llegan o se ahogan, o los ahoga la vida que al final es lo mismo.

Y una de mis amigas dirá: Sí, sí, escribes mucho pero  ¿Haces tú algo para evitarlo? Pues  poco puedo hacer desde mi pequeño mundo, pero al menos, enseño en un Colegio Público y he tenido alumnos de todos los colores a los que he querido por igual. Uno de ellos, precisamente un chico de Marruecos, me mandó un día un mensaje a través de otra persona, un mensaje que aún comento a veces porque me emociona. Mandó estas simples palabras : “Dile de mi parte a Pilar, que a ella no la olvido”  Le di clases desde los seis a los doce años…Su madre era prostituta y él en estos momentos, no se dónde habrá ido a parar. De todas formas, vendrán más a sustituirle.

 

Amor y amistad

Ayer mis amigas y yo nos reunimos en casa de una de ellas. Una noche tranquila con risas, copas y charlas. Estuvimos más serenas que los últimos días, en los que tuvimos que afrontar algunos percances. Pero ya lo sabemos, siempre sale el sol. 

En nuestro grupo también hay hombres estupendos y maravillosos, y lo digo porque como siempre ando tan reivindicativa con el tema de la mujer, alguien puede creer que estamos solas. Nada más lejos de la realidad. La mayoría somos mujeres enamoradas y felices y las que no lo están también lo son. A estas alturas se alcanza un equilibrio personal  muy satisfactorio.  Pero para llegar hasta aquí… no fue fácil y cuando critico, casi siempre miro a mi pasado que es desgraciadamente el presente de muchas mujeres que sufren.   

Una amiga me decía, que para reivindicar tanto, no hago lo suficiente. Pensándolo bien es cierto, no he hecho lo suficiente. Podría haber hecho mucho más a mi favor, en muchas cuestiones. Pero tengo límites éticos que me han frenado. En definitiva, mi conciencia está tranquila.  

Esto sale a colación por mi defensa siempre de las ideas progresistas. No, en cuestiones de pareja tengo aspiraciones y conceptos  muy tradicionales: Quiero estar enamorada, y que lo estén de mí,  que me quieran y querer de igual manera, que me respeten y  respetar de la misma forma. Tener una familia y permanecer unidos.  Nunca he querido conformarme con menos. Tenía claro  qué era lo que había deseado siempre. Por ello he sufrido ( y mucho), por ello he luchado y eso es lo que tengo ahora. Ha costado llegar hasta aquí , pero he llegado y ójala que dure hasta que “La muerte nos separe”. Si ese es nuestro destino.

Marinero de luces

Con mis respetos hacia los detractores de la fiesta de los toros y hacia los que aborrecen a la Pantoja, hoy voy a escribir obligadamente sobre ellos, porque yo no soy de esa opinión. Hoy hace veinticinco años que murió Paquirri y recuerdo perfectamente ese día, el momento y el lugar en el que estaba yo entonces, igual que otras personas recuerdan dónde se encontraban cuando ocurrió algún triste acontecimiento. Entonces era muy joven y acababa de enamorarme , así es que sentí el dolor de la muerte del diestro, con la pasión y el candor de la primera adolescencia. Fue algo muy, muy triste que nunca he olvidado.archivo200458_00058916-300x265

Me ha sorprendido que hayan pasado tantos años…pero han pasado. La imagen del maestro en la televisión sigue manteniendo la misma juventud y el poderío que tenía entonces, pues como todos los ídolos que mueren jóvenes, se ha multiplicado el valor  de su leyenda permaneciendo intactos en el tiempo y suspendidos en la magia de las imágenes que se tomaron de ellos. Así  es que simplemente mi recuerdo emocionado, como siempre hago cuando puedo,  con las personas a  las  que admiro. En  este caso en el  aniversario de su  triste muerte:

“Luto en el ruedo. La muerte de Francisco Rivera en 1984 abrió dos décadas en las que el luto ha acompañado a la Fiesta. Yiyo le siguió en el camino de la fatalidad y desde entonces la desgracia se cebó con los banderilleros: Montoliú y Soto Vargas en Sevilla, Curro Valencia en Valencia, El Campeño en Madrid. Todos recordaron una verdad absoluta que en ocasiones se olvida: los toros matan.

 Isabel Pantoja potenció sin pretenderlo, casi se puede decir que reinventó, la figura de la viuda nacional, la joven tonadillera rota por el dolor. Lo que no tuvieron otras figuras que murieron en el ruedo, ni Joselito en Gallo, ni Manolete. ” (Elmundo.es)

Sorpresas musicales

Me contaba mi hermana, que en un funeral al que asistió hace poco tiempo, pudo escuchar en el momento  de más recatado y doliente silencio, una música celestial que en nada se parecía a los cánticos de la iglesia. Se refería al grito de Tarzán, sí, de Tarzán de los monos, el que se paseaba con las lianas por la jungla. El hermoso grito de este varón resonó en la cúpula de la iglesia, gracias al teléfono móvil de alguna devota persona que olvidó apagarlo, y así empecé yo a recordar esa gran cantidad de anécdotas que suceden cuando el teléfono suena cuando no debe:

Estaba yo en una reunión del colegio de esas que llamamos comunmente”claustros”. Era un principio de curso durante el  mes de septiembre de hace unos años. Como siempre, en el momento  de  mayor  concentración y atención ante el discurso de nuestro señor director, se escuchó el móvil que llevaba en la cartera, rompiendo el silencio pedagógico: “Porque ha pintao tus ojeeeeeeeraaaaas, la flor  del lirio real…. ay campaneeera por qué será”, el pobre hombre se puso a buscarlo pero no daba con él y la Campanera  de Joselito, dale que te pego con la ojeras morás color del Lirio real….  tal y como lo cuento. Las carcajadas fueron sonoras, porque no hay criatura humana en el mundo que pueda resistir la risa ante La campanera cantada por Joselito, irrumpiendo en una reunión de profesores.

Mi madre me contó de alguien haciendo malabarismos, delante del cura, antes de tomar la comunión… y es que a todos nos ha pasado alguna vez eso de que el móvil suene en un momento incómodo. Es terrible, y hay situaciones verdaderamente molestas para los demás. No se nos puede olvidar: Hay que apagar el teléfono  antes de que nos sorprenda  Tarzán o la Campanera  en algún sitio inoportuno.

Tela, papel o plástico

 Nadie niega el efecto nefasto  de las bolsas de plástico, pero el otro día recibí un correo en el que se hablaba de la posible manipulación que estamos sufriendo con este tema ¿De verdad son tan ecologistas los grandes almacenes? Es muy sospechoso que nunca les importemos un pimiento y ahora se conviertan en las hadas madrinas de la Ecología…para calmar mis sospechas consulté con gente especializada y también en internet.  Los resultados de mi pequeña  búsqueda de información  son estos que tampoco me sacan de muchas dudas, pero sirven, al menos,  para aclarar que las de papel o las de tela no son ninguna panacea.Volveremos entonces  al carro de la abuela. Si  ya os lo decía… plastico15b15d

Teniendo en cuenta que las bolsas de papel son la mejor solución, tampoco hay que dejar a un lado el hecho de que  no todo es malo en las bolsas de plástico.

Algunas ventajas de las bolsas de plástico sobre las de papel:

– Si utilizamos bolsas de tela reutilizables serán más duraderas, pero necesitarán una gran producción de algodón,  u otras fibras,  mucho consumo de agua, grandes cantidades de plaguicidas y en muchos casos con el peligro de que sean el resultado del  trabajo realizado en paises con mano de obra barata. Así es que si nos ofertan estas bolsas mejor mirar si son comercio justo, si no…” lagarto-lagarto” ( me encanta esta expresión del lagarto, dice tanto…)

-Las bolsas  de plástico  necesitan  menos energía para su fabricación, transporte y reciclaje.

– El plástico genera menos gases de efecto invernadero y causa menos contaminación al aire y al agua que las bolsas de papel. 

-Las bolsas de papel generan emisiones de más del 70% y 50% de contaminantes y las bolsas de tela también contaminan.

 -Las bolsas de plástico son más estériles para el transporte de productos alimenticios y  previenen así de mejor forma la transmisión enfermedades producidas  por los  alimentos.

-El peso ligero de bolsas de plástico requiere menos consumo de energía durante el transporte en comparación con el papel, con una ventaja de 7:1.

-Las bolsas de plástico ocupan un lugar pequeño en los basureros porque se comprimen.

-El  porcentaje de reciclado del plástico es ligeramente superior (a menudo usado como una bolsa de cubo de la basura) al del  papel (que a menudo son simplemente desperdiciados). La mayoría de las bolsas de plástico se eliminan de una manera apropiada, sólo una pequeña proporción termina en los ríos y parques naturales (por supuesto, cada bolsa de plástico en la naturaleza es demasiado).

 Desventajas

–  Las bolsas de plástico están hechas de productos petroquímicos que no son renovables. Cuando se depositan de forma inadecuada, son antiestéticos y además  ponen en peligro muchas formas de fauna y  flora.

– Las bolsas de plástico convencionales no se biodegradan fácilmente en los basureros, mientras que las bolsas de papel sí.

– Las bolsas de plástico (particularmente las bolsas de tintorerías) puede causar a  los niños sin supervisión, sofocos y asfixia cuando no se manejan adecuadamente.

– El alto volumen de la proporción de peso de los bolsas de plástico  hace que  la recogida y transporte de estos residuos sea  difícil y cara.

carritoEn fin… nada es perfecto. Os recuerdo que el secreto está en el carro, lo siento por la gente pija que tendrá que utilizar los zapatos y las gafas a juego… ¡Ohhhh qué fashion, me muero por un kit ! a ser posible, me lo pido  con la bandeeera… nacional.