Sí, QUIERO

“..y  aquí sobrevivimos, puros, con la pureza que nosotros creamos, más anchos que la tierra que no pudo extraviarnos , eternos como el fuego que arderá cuanto dure la vida…” (Pablo Neruda)

DeBussy

Que despierte la novia (Federico García Lorca )

Con  mi amor para él  intacto en el recuerdo. Para mi padre

Que despierte la novia,
la mañana de la boda,
que despierte!

Que despierte,
con el largo pelo,
camisa de nieve,
botas de charol y plata,
y jazmines en la frente.
Que despierte,
con el ramo verde
del amor florido.

¡Que despierte,
por el tronco y la rama
de los laureles!
¡Ay pastora,
que la luna asoma!
¡Ay galán,
deja tu sombrero por el olivar!

Un árbol quiero bordarle,
lleno de cintas granates,
y cada cinta amor,
con vivas alrededor.

Despierte la novia,
que por los campos viene
rondando la boda,
con bandejas de dalias
y panes de gloria.

CLÍNICA$ FABRICANIÑO$$$$$

Nos movemos en una nueva generación maternal. Las familias se forman de modo tardío, y al final, las aulas de infantil están llenas de mamás y papás que no lo parecen.  Soy hija de padres cuarentones, pero yo  fui madre a los 25 y a los 29. Me encuentro ya un poco fuera del ritmo de mi generación, en la que la gente está queriendo ser madre AHORA. Por lo que leo y me cuentan, la desinformación y la confusión que están creando las “famosas” está causando estragos, y no es difícil encontrar mujeres que se están planteando la maternidad de forma natural, pasados los cuarenta. Por lo que me he informado esto es bastante difícil, pero muy  posible soltando pasta gansa: Inseminaciones,  fecundaciones in vitro y como último recurso que es al que se accede hasta los cincuenta años, las donaciones de óvulos . 

El reloj biológico, que dicen que tanto nos afecta a las féminas, tiene su razón de ser. Pasados los 35 , las posibilidades  de ser madre descienden cada año a un ritmo vertiginoso, y mucho más si el padre también supera los 35. Ante esta situación en la que se encuentran muchas parejas que decidieron ” VIVIR”   y entiéndase por vivir: estudiar, preparar oposiciones, buscar trabajo, currar para tener piso , viajar etc…ahora se  topan con…EL NEGOCIO DEL SIGLO.

El  negocio del siglo es que se puede ser padre y madre añoso, sí, pero de forma natural, bastante difícil si no es con los tratamientos mágicos que cuestan una pasta. A más edad, más pasta. Me sorprende todo esto que me cuentan amigas y conocidas. Tengo dos hijos maravillosos. No me he planteado seriamente el tema de una nueva maternidad … pero  ¿ Es justo este pedazo de negocio? ¿ Es justo tener padres abuelos? ¿ Es justo que sólo accedan a esta posibilidad, a veces muy cara, la gente pudiente? ¿ Es esto un tipo de selección?

¿ Se ha equivocado mi generación?  El tema me plantea muchas dudas, reflexiones e incógnitas…pero me consta que hay mucha gente sufriendo por esto  y no me sorprendería que este sufrimiento esté siendo un negocio redondo. Por si acaso, chicas,  mi consejo es que si alguna de vosotras es  treintañera y  está dándole vueltas al asunto, que no se lo piense dos veces… Adelante , la naturaleza es sabia… y las clínicas ” fabricaniño$” mucho más…

Alboreá

Manuel de los Santos Gallardo, conocido como Agujetas El Viejo, es el primero de la estirpe de los Agujetas. Aprendió a cantar en su entorno familiar, en el que el flamenco se vivía a diario. Nunca llegó a ser profesional, pero pasó el relevo a su hijo Manuel Agujetas, que abandonó su trabajo en la fragua para dedicarse al cante en 1970, y a su nieto, Antonio Agujetas.

Antonio Frijones, Diego el Marruro o Manuel Torre fueron los grandes siguiriyeros de Jerez de la Frontera, de los que Agujetas el Viejo aprendió en su pueblo natal y se convirtió en continuador de su estilo.