BEN KINGSLEY

Cuando hablamos de cine, echo muchísimo de menos a los antiguos galanes de la pantalla y no soy capaz de encontrar a actores actuales que puedan reemplazar a aquellos hombres que la llenaban con su sola presencia. Sin embargo, hay un actor del que creo que sin guardar para nada los parámetros de galán, parece iluminar la pantalla cuando interpreta,  y es Ben Kingsley. El otro día se lo comuniqué a una de mis amigas, pensando que no lo compartiría,  pero  ella contestó que le pasaba un tanto de lo mismo, que le encantaba. Voy a ponerlo en el blog, me dije.  Así es que ahí lo compartimos. Nos declaramos, pues, admiradoras de Ben Kingsley, este actor británico que nació con el nombre de Krishna Bhanji y que fue ganador de un oscar por Ghandi.  La escena es de   La casa de arena y niebla , junto a la actriz iraní Shohreh Aghdashloo.

Perspectiva histórica

Lo curioso de una cuidad pequeña es que todos nos conocemos. Así es que no es difícil que se produzcan situaciones como esta que voy a contar. Resulta que esta vez también se acercó  a mi amiga un galán, que muy atento le propuso:

_ Cariño, tu y yo acabaremos juntos. Es nuestro destino.

A  lo que mi amiga contestó:

_ Sí. Tu, yo, mis dos hijos y tus cinco hijos…

En fin… buen “jartón” que me di de reir. Porque lo de los siete hijos que formarían juntos es  pura verdad…

Anoche  el broche final lo puso el estilista:

Mi amiga y yo usamos pinzas y horquillas para sujetarnos el pelo largo. Pues un chico muy joven  y muy ” moderno”se nos acercó diciendo que cómo es posible que siendo tan ” monas” usemos esas mariconadas, así es que sin más, ni más, aunque  pidiéndonos permiso, nos quitó, a mí la horquilla ,y a mi amiga la pinza  que nos sujetaba el peinado y nos alborotó el pelo, diciendo: ” Soy estilista, por favor no os pongáis esas cosas, están bien para estar por casa, pero no para salir por la noche” y allí que nos quedamos mi amiga y yo, con el pelo alborotado, y la risa puesta. Cosas de la noche, como siempre. Algo para hacerte sonreir. Aunque subiendo las escaleras hacia nuestra casa, yo cogí mi horquilla y volví a ponérmela y le dije a mi amiga: ” pues es que yo me gusto con horquilla ” y ella contestó: ” Es que nuestra percepción  estética tiene perspectiva histórica” ja ja ja ….  y punto final a la noche del jueves.

¡ FELIZ FINDE BUENA GENTE!

Y qué de las gallinas…

No sé que sensación me produce la prohibición de las corridas de toros. Ayer cuando lo comenté, una de mis amigas dijo : “¿y quién se acuerda de las pobres gallinas de granja artificial?” y me  subraýó : ”  dilo en tu blog, di lo de las gallinas”.

No sé si voy a hablar de las gallinas y de tantos y tantos animales que sufren. Imagino que está todo hablado ymás que hablado. Lo que me causa rabia es que de verdad me traten de convencer de que es una decisión por amor al mundo animal…pues qué decir. A estas alturas de la vida, eso no hay quien se lo trague, aunque desearía hacerlo.  Siento la fiesta de los toros como arte, porque así lo viví desde niña. No tengo conocimientos, pero sí un acercamiento desde la cultura de mi hogar y mis emociones. Y adoro a los animales, probablemente más que muchos políticos de los que han salido en defensa de la prohibición de los toros…

Por otra parte, con toros o sin toros, me siento ciudadana del mundo tanto como los de cualquier país. Aunque nací en España y me siento española, por lengua, apellidos, cultura, música, gastronomía, arte…eso es lo que he vivido, a lo que no puedo renunciar y ante lo que no tengo por qué ocultarme. Y la verdad…me siento un poco cansada… mis conocimientos de política no llegan al extremo tal como para entender por qué no se deja a quienes no se sienten españoles que no lo sean. Si por mi fuera, daría libertad a cada pueblo, pero es un dolor, como española, sentirse constantemente insultada por los que no se sienten y tratan de hacernos parecer inferiores, vulgares o parias en nuestra propia tierra.
Siento decir a los ecologistas europeos y a todos los amantes de la fauna y flora…que no creo que esta haya sido una batalla por la cultura superior, el sentimiento europeo o una civilización más alta moralmente. Creo que este sólo ha sido un  signo más de muchas otras batallas con signos políticos y económicos y encima, con el cinismo del amor a los animales y una sociedad más cívica.  

Está bien. Fuera los San Fermines, y fuera todos las celebraciones con toros que se realizan en el “mapa”. Si hablamos de amor a los animales, de cultura y de civismo, hablamos de civismo y si hablamos de otras cosas…pues hablamos de otras cosas. Qué cansancio y qué calor.

Las inolvidables alitas de Tobi

La madre de una de mis pequeñas alumnas me comentó que no quería bajo ningún concepto que su hija viera películas de Disney. Los padres primerizos y los que tienen hijos únicos suelen hacerte este tipo de comentarios. No los censuro. Quieren que sus hijos sean diferentes, y puedo asegurar que lo consiguen… aunque no siempre con los resultados esperados. Según esta madre, las películas de  Disney son traumáticas. Esto me llevó a reflexionar sobre todo lo que vimos los niños de mi generación: traumas, violencia, fantasía, amores… fuimos el cajón de sastre donde todo cabía y cada uno lo digirió a su modo. Entre las películas infantiles más traumáticas recuerdo al famoso Marco buscando a su madre….ufff… pero quizás, quitando a  Bambi, cuya historia no me parece como para rasgarse las vestiduras, lo más “in” en “traumas infantiles”fue Tobi, el niño con alas  interpretado por Lolo García en la famosa película de Mercero, estrenada en 1978.  Sé que en 2009 salió  otro film  que trata sobre el mismo tema :Ricky el niño con alas del director francés Francoise Ozon, pero nosotros ya tuvimos bastante con el nuestro.Ahí  dejo a Tobi para el recuerdo:

He buscado la música final de Tobi por debajo de las piedras, porque la recuerdo perfectamente por increíble que parezca, pero no la localizo. Me pareció escuchar algo semejante de Erik Satie, pero no estoy segura. Si alguien lo sabe que me lo diga. La historia y los ojos de este niño, junto a la música final  forman un conjunto lacrimógeno inolvidable. Lo que sí puedo asegurar es que esta película no forma parte de mis traumas, que están hechos de un material  mucho más complicado… 

Erótica musical: Jane Birkin & Gainsbourg

El erotismo es la fuerza  vital que mueve el juego amoroso, o menos amoroso… El ingrediente natural  sin cuya magia,  un plato de gourmet puede convertirse en carne de hamburguesería.

Anoche, cenando con los amigos, recordamos este tema de los 70. Lo más erótico que podía escucharse en las máquinas de discos. Yo era una niña cuando esta canción llegó a mis oídos. Ni que decir que me impactó… y me sigue impactando. El tema forma parte de una película, cuya historia es también interesante. Esta canción fue un éxito comercial en toda Europa y he descubierto que estuvo denunciada por el Vaticano. Su título en español es ” te quiero…yo tampoco”, al parecer, surgido de un chiste de Dalí. Larga historia la de este tema…

Mi despertador automático

Anoche volvimos a sentarnos en las terracitas, la charla, la risa, y arreglar el mundo … Así es que por las mañanas tengo un sueño espantoso, de esos que no  se te despegan los ojos  aunque se filtre por las rendijas de las persinanas  la luz del amanecer, y es entonces cuando poco a poco  se acerca sigilosamente a mi cama. Me entona  su ronroneo matinal y algún que otro sonido melancólico, esperando que me despierte, pero yo me tapo con la sábana y le digo que se vaya. Y es que no hay forma de convencer a mi gata, Mafalda, de que estoy de vacaciones… A las seis y media en punto, ségún mi horario de invierno, se acerca a despertarme. No comprendo cómo puede saber la hora que es ,o qué instinto le lleva a tener mi despertador en la barriga  como si se lo hubiera tragado con los Friskies del tazón del desayuno. A veces me enfado y le grito, como esta mañana : ” Vete, déjame,¿ no te das cuenta de que estoy de vacaciones?” Entonces me quedo en la cama en duermevela, hasta que vuelvo a recuperar el sueño…y mientras tanto, pienso que igual está aburrida, e instantáneamente vuelvo a pensar  ¿se aburren los animales ? y me duermo sin respuestas,  no sin antes reflexionar acerca de  que he estado hablando a las seis y media de la mañana con un gato. Ahí os dejo la imagen de Mafalda con cara de aburrida . No me negaréis que el gesto es tal cual…

Buzz Lightyear “español”: Toy Story 3

¿Sabéis que Buzz Lightyear  tiene una personalidad “española” en Toy Story 3? Pues sí, y verlo y escucharlo ha sido una sorpresa, sobre todo la  nueva versión del famoso tema musical de Randy Newman:  Hay un amigo en mí.  Por lo visto, esta versión en español  que aparece en la película interpretada por los Gipsy kings,  ha causado mucha polémica, pero a mì me ha resultado sorprendente y divertida, al igual que toda la historia.  No es fácil salir del cine ( ni de ninguna parte) con una sonrisa en los labios, después de haberte reído y emocionado con una historia que tiene por protagonismo el valor de la amistad. Pues sonreir es lo que hicimos todos al salir de Toy Story 3 . Tendré que darle las gracias a mi hijo que es el que me ha llevado a verla. Ahí os dejo el sorprendente  y polémico tema musical. A mí, me suena muy alegre y fresquito :