Fidelidad

No sólo se puede estar enamorada  de las personas, también puede estar  alguien enamorado de su trabajo, y aunque parezca  cursi, en mi caso es real, porque durante años y años, ese amor nunca me ha defraudado. He tenido problemas, altibajos, decepciones, tristezas, desesperanza, pérdida de fe en el sistema…pero de todos esos achaques me he logrado recuperar. Ya sabe una que no va a cambiar el mundo,  que sólo desde la tremenda humildad se puede trabajar en esto, y que sólo desde  esa certeza se puede trabajar mejor. Pienso en volver cada lunes y me hace ilusión. Me ha ocurrido siempre… y eso demuestra que la fidelidad es, afortunadamente,  un sentimiento verdadero cuando hablamos de amor, de cualquier tipo de amor…

6 pensamientos en “Fidelidad

  1. la verdad es que la enseñanza tiene sus alegrías y desengaños, como tú dices, pero cuando te engancha, creo que es para siempre. Hay días que te sientes tan feliz en el aula, que esos ratitos valen por todas las decepciones que se tienen. Dichosas somos.
    Saludos

    • Un día un compañero muy inteligente y muy sabio me dijo que todas las ” supermaestras” tenían algún problema. Le admití que en un momento de mi vida fui una de ellas, porque pasaba por una mala racha y me volqué en la escuela. Después aprendí a dosificarme y a tomarme las cosas con más tranquilidad, no por ello con menos ilusión. Ahora creo que he encontrado el equilibrio y , como tú dices, me siento dichosa haciendo esto, como veo que te sientes tú.
      Besos!

  2. Después de un largo fin de semana he leído tus entradas desde la preocupación por los hijos, pasando por el pepelu que terminó con sus rizos fuera de la alberca, compartiendo el mal tiempo ahora en su fase globalizada y ahora con la fidelidad. Como dice toatoa, ésta no es molestia cuando se hace con mucho gusto y en el caso de tu trabajo pues los resultados creo que se dan dia a día.
    ¡Feliz inicio de semana!

    • ¡ Te lo has leído todo! ja ja , pues sinceramente con la entrada que mejor me lo pasé fue con Pepelu porque es que veo al niño… me lo imagino. Hay tantos como él… por cierto, mi hijo se rió mucho con Pepelu. A veces hago eso, escucho una noticia y me invento la historia y mis hijos se rien. Es una forma de desdramatizar tanta cosa rara que pasa por el mundo…en España lo del balconing está de moda desde hace años…hay que ser idiota para jugarse así la vida.
      ¡Feliz comienzo de semana para ti también!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s