Papá y mamá

En la agenda de mi teléfono móvil antes había dos números especiales, uno se titulaba” mamá” y otro,”papá”. Ahora sigue habiendo dos números especiales, pero el segundo tiene por titular “papá y mamá”. Esto es porque mi madre se niega a deshacerse del segundo aparato. Así es que los dos descansan sobre la mesa camilla, y puedes llamar a cualquiera de los dos números. En cualquiera de ellos  te responderá ella, mi madre. Uno tras otro, los dos aparatitos  se recargan y funcionan a la vez, y constituyen  un símbolo mudo de la presencia de aquellos a los  que nos negamos a dejar marchar.Dudé mucho a la hora de mantener el nombre que le tenía asignado a este segundo número, que antes se llamaba “papá”, o cambiarlo, así que opté por una nueva opción más real.  Esto me hizo pensar sobre cómo utilizamos los nombres y su simbolismo con distintos significados, tan sutiles, que, a veces, se nos escapan. Hay gente, por ejemplo,  que se niega a que sus hijos les llamen así: “papá” o “mamá”, y de esta forma, escuchas a estos hijos hablar de Maria José y de Pedro, como si fueran los  vecinos de enfrente. Particularmente rechazo esta actitud  “cutremoderna” que niega a los progenitores, mejor dicho, a sus hijos,  unas palabras tan bellas como “madre” o “padre”.

Mi madre cuando se dirigía a la suya, lo hacía llamándola así: “madre”, pero pocas mujeres y hombres de mi edad hemos llamado así a la nuestra,o a nuestro padre, excepto cuando hablamos de ellos en tercera persona. Hay una excepción en esto de la tercera persona,  y está  en  lo que yo llamo la “lengua pija”, según la cual, puedes encontrarte a una moza de 51 años contándote, mientras se retuerce el collar: ” papá está de vacaciones”, y en esa palabra va impícito: “Es mi papi, el  viejo de la pasta gansa”…o algo así, aunque el padre no tenga un duro. ( Suele darse también este fenómeno lingüístico, entre personas que van mucho al cine fantástico o son asiduos a programas y revistas del corazón, creo…)

En cuanto a “mami” o “papi”, más allá de la infancia, me parecen fuera de lugar…pero de todo hay en este mundo de dios. Sea como sea, qué bonito poder llamar  “padre” o “madre” a alguien cuando puede escucharte, verte, o sentirte cerca… Así es que yo, desde aquí, desde el blog,  y puesto que le siento cerca aunque no esté, sigo hablando, infinidad de veces, de mi padre, o dirigiéndome a él, como si los meses no hubieran pasado y mañana no fuera de nuevo día once, esta vez del mes de  octubre.

13 pensamientos en “Papá y mamá

  1. Siempre he creído que los nombres que les ponemos a las personas, o a las cosas, no son fruto de la casualidad, aunque parezca que sí. No todos los nombres desigan cosas iguales, ni tienen los mismos significados para todos/as, por eso los: mamás, mamas, o mami, o incluso llamar a esa persona por su nombre, seguro que tiene alguna connotación diferente en cada caso.
    Un beso

  2. Gracias, Malena. Había olvidado el “mama” sin acento. En mi familia nunca se ha utilizado, pero hay mucha gente que lo utiliza, no sólo eso, tuve amigas en el instituto que lo ¡reivindicaban!!! decían que era más “llano”…como verás, es que incluso en los nombres que utilizamos se ve que el mundo está lleno de gente que pensamos de forma diferente (afortunadamente). Estoy contigo, no es casual que nos llamemos como nos llamamos, o se le de un nombre arbirtrario a todo. Pienso lo mismo.
    Un beso

  3. Yo a mís padres siempre los he llamado por su nombre, desde siempre, y no recuerdo el motivo. Solo sé que de niña a mi padre le hacía gracia y a mi madre, ninguna. En una cinta de esas antiguas de cassette, salimos mi padre y yo ( que casi no sé hablar), él me pregunta “¿quién soy?” , yo contesto:”¡Pipe!”, y él el pobre me dice:”Pipe no, papá” y yo otra vez a la carga: “papá no, Pipe”; y eso, desde entonces …
    Un beso

  4. Qué curioso, Malena. Hay mucha gente que lo hace, pero ya sabes mi opinión. Siento rechazo ante eso. Cada uno tendrá sus motivos. Si a tus padres les hacía felices y a ti también… Aunque tu padre parece que se resignó. En fin, cada familia es un mundo. Lo interesante es, ya por curiosidad, saber cómo te gustaría que te llamaran a ti tus peques. A mí es que la primera vez que escuché mamá… me derretí…
    Besitos

  5. Mi hijo siempre me ha llamado padre pero hace unos días llegó a la casa y le preguntó a su mamá-¿y mi papi?-. Creo que lo sentí más cercano, no importa la edad que tengan, siempre serán mis pequeños.
    Yo conservo el sombrero de mi padre, los objetos no hacen a las personas pero cuantas historias me cuenta cada vez que lo veo.

    • aaaayyyy…. ¿ te llamó papi? cuando yo oigo “mami” siempre viene despúes una petición…ayyyy….agarrate., no veas la que te espera..ja ja ja
      Por cierto, que invito a toda la gente a visitar tu blog y la curiosidad sobre la carta de nuestra alcaldesa a México.
      En mi blogroll ” Todo emezó en Rancherías”
      Saludos

  6. Yo ahora con mis sobrinos me río un montón, cuando a veces me escuchan llamar a mi padre ( yo soy de las de papa o mama sin acento) el pequeño llama al suyo que es mi hermano creyendo que le llamo a él, y se crea ahí una confusión graciosa que hasta él que no sabe qué pasa, se ríe.
    La verdad que en esto como decís hay gustos para todo, mi marido llama a su madre por su nombre, yo también lo veo raro.

  7. El mayor de mis hijo empezó a llamarme por mi nombre cuando tenía 3 añitos. Mi madre se pone frita cuando lo oye pero a mí me encanta: es mi hijo, mi cielo, me llame como me llame.

  8. Yo creo que los nombres son lo de menos, los sentimientos es lo que a mí me llega; si tengo hijos/as alguna vez, que me llamen como quieran, siempre que sepan que pueden llamarme para todo.
    Un beso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s