Percances

Durante esta semana he vivido un “percance” desagradable. Se ha solucionado gracias a la vida, a Dios,  al destino, o a lo que sea,  y hoy ha vuelto a salir el sol. Como siempre, ahí estuvieron mis amigos y amigas del alma, al pie del cañón, cada uno en la medida que pudo, que en la mayoría de los casos ha sido mucho más de lo que pudieron. Como siempre, mil gracias a todos por vuestro calor y  vuestro cariño. Mi teléfono echa humo… y entre el humo, creo que alucino porque leo…AMISTAD, que ya sabemos que no somos perfectos, pero que nos queremos un “guevo” que es lo importante ¡ QUE BRILLE EL SOL! ( como ya tengo la versión de los diablos en el blog, ahí dejo a Parchís que es de nuestra época…) y Feliz finde, buena gente, que para los profes de escuela empieza hoy.

3 pensamientos en “Percances

  1. Ah, por supuesto, ni que decirlo… y gracias a mi amor,mi marido, mi Indiana Jones urbano, que no suelta mi mano, ni aunque tenga que viajar a miles de kilómetros de distancia…Muaaaassss guapo!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s