Las palabras

No sé muy bien en qué momento “payaso” se convirtió en un insulto, porque es un noble oficio. Lo cierto es que se utiliza, y hoy mis peques de la escuela usaron esta palabra para insultar a una compañera. “Payasa”, le dijo una niña a otra. Eso no fue lo que me llamó la atención, sino la respuesta de la supuestamente insultada: ” Eso no se dice, eso sólo lo dicen las madres y los padres cuando se enfadan”. Así es que como se podrá comprobar… cada día recibo una sorpresa lingüística.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s