El Hada Lily

El hada Lily ha venido a nuestra escuela. Es un hada buena que anuncia la  pronta llegada de la Primavera y el inminente Carnaval. La esperamos durante la semana con impaciencia, y ella acudió vestida con su velo y su varita mágica para envolver a los niños con  un  brillante  polvo de estrellas. Los pequeños vieron ya las motas doradas en la arena del patio…y también sus pisadas en el pasillo. Todo eran huellas del hada, esa mañana… El hada Lily nos dejó un retrato y cada día un mensaje. Los ojos de los niños ven lo que quiere ver el corazón. Afortunademente, ando cerca  para contagiarme de su ilusión. No sé cómo podría vivir de otro modo. Ya no podría sobrevivir a las realidades del mundo sin hadas, sin duendes y sin fantasía.

7 pensamientos en “El Hada Lily

    • O sin metáfora…todos necesitamos hadas y hados que nos anuncien la primavera, ah y que nos libren de las brujas y brujos…que son los más abundantes.

  1. Eres afortunada por mantener la ilusión, ha personas que suelen perderla.
    Por cierto, no podría pasarse el Hada por mi casa, estoy un poco plof y necesitaria algo de magia.
    Un beso guapa

    • Las circunstancias tampoco me fueron favorables en las pasadas semanas. Por eso agradecí tanto la llegada del hada de la primavera. Le daré tu dirección. Aunque a lo mejor la conoces. Mira, el cuento es precioso:

      El hada Lily fue expulsada del país de las Hadas porque no tenía un don especial como las demás. Pero al estar sin ella, el país comenzó a languidecer, y entonces la reina de las Hadas descubrió que el don de Lily era hacer felices a los demás. Desde ese día, Lily convive con sus amigas en en el reino, repartiendo felicidad. A veces, sólo hay que mirar alrededor y descubrir nuestra hada o hado bueno, o buena…

  2. Me encantan las hadas.
    Creo en ellas sin ninguna duda.
    Va en serio.
    Y no creo que haya nadie suficientemente autorizado para decirnos lo que existe y lo que no.
    ( seguimos coincidiendo)
    Un beso

    • Pues tú si que eres afortunada. Hubo un tiempo en el que dejé de creer en las hadas. Poco a poco volví a abrirles las puertas…
      Me encanta eso de que no hay nadie autorizado para decir lo que existe o no existe…qué verdad más grande. Ahora que la política, las religiones, los ideales más utópicos y todo lo demás nos ha defraudado ¿qué nos queda sino creer en nosotros mismos y en lo que realmente nos de la real gana?
      Un beso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s