Orgasmartes

Ayer vi una exposición de arte moderno en mi ciudad. El arte no está para entenderlo, sino para sentirlo. Me pregunto que para sentirlo ¿quién?  En vano busqué sentimientos en mi interior, algo que me crease una comunión con el artista y su obra. No pude hallarla. A veces, me causa frustración ese no poder comunicar con la obra de un artista por más que me lo proponga. Tampoco es necesario, ni es una imposición, sólo me frustra saber que esa obra tiene un valor inmenso y a mi no me produce nada. Quizás tensión, quizás esa sea la finalidad.

En casa, seguí pensando en ese tipo de arte con el que, a veces, no logro conectar. Imagino que los artistas en sí s0n seres enormemente narcisitas y que sólo a través de este amor a sí mismos, incestuoso y onanista, son capaces de sentir orgasmos artísiticos que dan como fruto este tipo de obras incomprensibles para alguien que no sea ellos mismos. De todas formas, seguiré intentándolo. No es esta entrada  una crítica, es un acto de impotencia. Quiero sentir este arte. Pero no siempre me es posible.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s