Con estrellas para ti…

La vida me ha traído de nuevo a un ático. No es igual que el de mi infancia, tan blanco y encalado, lleno de macetas con geranios. Este está desnudo, aunque guarda la misma estética de antaño. Podemos subir en mitad de la noche, y ahora vuelvo a encontrarme con esa bóveda de luminosas estrellas como la que me rodeaba entonces hasta el fondo de los sueños. Esa noche, entrechocamos las copas con un brindis por el principio del verano, por superar juntos tantos y tantos acontecimientos, por no separar nuestras manos a la hora de atravesar  los senderos pedregosos que hemos tenido que recorrer durante el invierno. La música de las copas se unió al eco de los acordes de una fiesta, de algún barrio cercano. La brisa de la noche me rozó los hombros, y se produjo uno de esos momentos mágicos que son los que nos mantienen vivos.Tras mi brindis, rodeada de aquellas estrellas, sólo pude decirte: Gracias, GRACIAS,  por ser como eres y ofrecerme tanto…tanto…

Graduación

Llegó el momento… los niños se han marchado. El nivel de estrés de un fin de curso no se qué marcaría en la escala “Lexatín” ( esta escala es de Maruja Torres).  Me he enfadado, he temblado, he cometido errores, he pensado que no había solución, he tenido montones de cosas de última hora que pensé que no podría resolver. He querido perfeccionar hasta el último detalle de todo mi ” Fin de Curso” . Pero… al final todo ha salido como yo quería. Mis niños se han graduado en Infantil después de tres años a mi lado. Mucha pena, mucha nostalgia, alegría por las prontas vacaciones y…

Mañana a preparar todo para la llegada de mis nuevos “peques” en septiembre. Esto es una rueda que no para…afortunadamente. Los que se van me dejan el corazón lleno de cariño para ofrecer a los que lleguen. Aunque llena de nostalgia, me siento satisfecha y feliz.

Soy de CÁCERES…. Y????

Comencé este blog con el fin de expresar mis alegrías, emociones, frutraciones, penas, entusiasmos, etc, y eso sigo haciendo. Como mujer divorciada durante años tuve que soportar el peso de las miradas inquietas que te presuponen necesitada de todo tipo de cariño se llame como se llame, pero entonces descubres que  las personas casadas son las que más te solicitan, con lo cual la situación cobra un cariz insólito, asqueroso y con mil lecturas machistas y despectivas. Pero como eres libre, puedes decidir qué clase de amor anhelas.

El día que una mujer divorciada se casa o se une a otro hombre , todo son alegrías y ánimos, pero… hay pájaros de mal presagio, urracas, y buitres diversos dispuestos a merodear alrededor, a ver si la profecía se cumple, porque en el subconsciente colectivo de mucha gente, aún somos presas de segunda clase o de segunda mesa. Sin poder imaginar que quizás lo que muchos y muchas tengan en su casa no llega ni a los postres de lo rebañao que está por otras manos.

Si la pareja con la que te unes es de otro país, más rico o más pobre,  ya vienen los segundos presagios, porque ya no sólo eres carne de segunda, con problemas de hijos y todo lo que conllevan las uniones posteriores , y  encima mujer, sino también española osea,  es que en mi caso, eres de un país inferior, o eso piensan algunos, cosa que a mí sinceramente y desde el fondo de mi corazón jamás he sentido como mujer española, ni creo que lo sienta jamás porque amo mi país como el que más, a pesar de los pesares.

Sin mala intención, surgen siempre las preguntitas de qué tal en España, y qué tal con tu pareja. Sé que en la mayoría de los casos es sin mala intención, sino todo lo contrario.  Imagino que detrás de tan bella y romántica pregunta hay muchos aires de romanticismo esperanzador, pero también mucho buitre carroñero, en especial de gente desencantada que espera con las alas desplegadas  y el pico abierto que pegues el batacazo, cual mujer de segunda mano y con problemas, y con un hombre de un país mucho más rico. Pues mira….

Estoy hasta los ovarios de insinuaciones, comentaios, preguntas, respuestas. Las parejas son parejas, funcionan o no funcionan, se aman o no se aman, independientemente de si son chinos, gays, lesbianas, desiguales socialmente en edad o  en lo que sea. Las parejas son parejas. Se aman o no se aman, a pesar de los problemas.

Le dedico esta entrada con todo mi cariño a los amigos que me quieren , a los desconocidos que aún no saben y pueden juzgar y hacerme sentir juzgada en momentos difíciles y también a los buitres carroñeros dispuestos a ver caer un ala de mi cuerpo de paloma enamorada.

Somos muchos los que nos amamos a pesar de los problemas, las diferencias culturales, etc. Le pese a quien le pese. Las divorciadas y divorciados no “pescamos” a nadie por sistema, como no lo hacen las solteras, ni las tales o cualas, así es que…dejémonos de machismos antidiluvianos. Estoy cansada, y jode, el transfondo machista, de complejo cultural  y denigrante con el que mucha gente te juzga y te pregunta la pregunta del millón, a la que hay que contestar correctamente para no caer en desgracia. Es agotador… Soy ESPAÑOLA…, concretamente de Cáceres, y además maestra rural, trabajo que adoro  y con problemas como todo quisqui…. ¿ Y???? Algún problema  presupuesto  con mi capacidad amatoria, mi país o mi ciudad ??? Qué cansá estoy…( ah, y en mi teclado no tengo interrogaciones ni la n de cono, con lo que es un conazo escribir en espanol).

Y que nadie se de por aludido. Respondo a estas preguntas una media de veinte veces al día. Hay que comprender que no le pille nunca a una el cuerpo igual….

Un beso a todos.

Orgullo de Libertad

A finales de los años setenta, pocos niños iban a clases particulares de inglés. Sin embargo, fui una de las afortunadas del nuevo impulso de modernidad que sacudió a algunos padres entusiastas de aquella época, que prefirieron invertir lo poquito que tenían  en educación, en lugar de en otros menesteres. Resultó que el profesor era un artista, y que las clases no eran las habituales, y a las que estábamos acostumbrados en mi ciudad. Con la perspectiva de los años, aquellas clases fueron y seguirían siendo hoy, todo un lujo pedagógico. Una mera cuestión de suerte, fue el verme en aquel paraíso. Pero… de repente, un día todos los niños se despidieron de las clases, incluída yo por decisión familiar. Nunca supe la respuesta, pero intuí algo raro en el asunto. Con los años, supe que aquel estupendo maestro y pedagogo, no vivía con un compañero de piso, sino con su “novio” algo incomprensible para las mentes provincianas de aquellos años. Recuerdo que sentí una rabia incontenible ante lo que me estaban explicando: ” Los padres sentían miedo”. Eso me dijeron. La anécdota es absolutamente cierta, real e inverosímil para las nuevas generaciones como las de mis hijos. Por eso, y por mucho más, cuando me preguntaron ayer, por qué mi afinidad , por qué mi alegría en la fiesta del Orgullo Gay,  pues… no hay nada que explicar. Siento la misma afinidad y la misma alegría que podría sentir en cualquier fiesta en la que en definitiva, lo que celebremos sea lel Respeto y Libertad en cualquier forma de expresión.

Irritante

Me pregunto si es posible navegar por internet, ver un video,  o acceder a una noticia, sin que me salga una tía petarda anunciando un champú, que es que no lo  voy a comprar en mi vida por la manía que le tengo desde  que me jode los minutos que empleo, o sin que me salga el video de un coche con otro tío petardo que no tengo ninguna intención de ver, y ya no hablo de intentar ver una película o algo parecido, con mil corazones y juegos que te saltan, a la par de cincuenta tetas  sin que le des a ningún botón, que es que resulta irritante y repulsivo esta publicidad que circula por la red sin ningún reparo y sin ningún respeto. Violencia…hay tantas formas de violencia.

El escondite

El juego del escondite era una tortura. Al ser la pequeña, quería acompañar a las mayores a todas partes, pero ellas, no querían llevarme a ningún sitio…lógicamente. Entonces mi madre decía: ” venga, todos a jugar al escondite” . A mí no me encontraba nadie, de lo bien que lograba ocultarme, pero al final, muerta de aburrimiento, salía de mi escondite para descubrir que se habían marchado sin mí. Esa era la psicología de mi infancia…

Futuro incierto

No  estoy de acuerdo con que se presione, ni se acose a nadie, pero…¿ qué esperaban los gays y lesbianas? ¿ que nuestra España actual celebre por todo lo alto el Orgullo gay? Esto es sólo el principio. Que saque todo el mundo el traje de comunión. Pensé que era yo la ilusa, pero…