Orgullo de Libertad

A finales de los años setenta, pocos niños iban a clases particulares de inglés. Sin embargo, fui una de las afortunadas del nuevo impulso de modernidad que sacudió a algunos padres entusiastas de aquella época, que prefirieron invertir lo poquito que tenían  en educación, en lugar de en otros menesteres. Resultó que el profesor era un artista, y que las clases no eran las habituales, y a las que estábamos acostumbrados en mi ciudad. Con la perspectiva de los años, aquellas clases fueron y seguirían siendo hoy, todo un lujo pedagógico. Una mera cuestión de suerte, fue el verme en aquel paraíso. Pero… de repente, un día todos los niños se despidieron de las clases, incluída yo por decisión familiar. Nunca supe la respuesta, pero intuí algo raro en el asunto. Con los años, supe que aquel estupendo maestro y pedagogo, no vivía con un compañero de piso, sino con su “novio” algo incomprensible para las mentes provincianas de aquellos años. Recuerdo que sentí una rabia incontenible ante lo que me estaban explicando: ” Los padres sentían miedo”. Eso me dijeron. La anécdota es absolutamente cierta, real e inverosímil para las nuevas generaciones como las de mis hijos. Por eso, y por mucho más, cuando me preguntaron ayer, por qué mi afinidad , por qué mi alegría en la fiesta del Orgullo Gay,  pues… no hay nada que explicar. Siento la misma afinidad y la misma alegría que podría sentir en cualquier fiesta en la que en definitiva, lo que celebremos sea lel Respeto y Libertad en cualquier forma de expresión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s