El postre

A cierta edad parece que toda la gente  hace dieta. Creo que no es por el peso, es una obsesión, un poco absurda, por recuperar un cuerpo más joven. Algo que, con un poco de sensatez, asumes como un absurdo más de los muchos con los que nos automartirizamos para no variar. A mi alrededor, casi todo el mundo hace dieta. Lo más gracioso es que son dietas un poco “abstractas”. Todos llevamos al trabajo manzanas, peras y otras  frutas. Pero sobre la mesa, siempre hay alguien que deposita, así como por casualidad:  chorizo, jamón, pan, lomo, galletas, bizcocho, tartas y otras delicias, bajo la excusa de cumpleaños, santos y festividades diversas. Al final, todos y todas comemos lo que hay sobre la mesa. Pero nadie renuncia a llevarse al trabajo la fruta de la conciencia. Otra forma de autoengaño. Porque esa fruta se ha convertido en, simplemente: El postre.

2 pensamientos en “El postre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s