Sonrisas y lágrimas

Hoy fuimos a cantar con los niños de Infantil (80 alumnos de 3,4 y5 años) al asilo que tenemos al lado del colegio. Es la primera vez que lo hacemos, y aunque hemos acabado un poco cansados (cantamos en cuatro salas diferentes) ha sido una experiencia de lo más gratificante. Llevábamos un repertorio variado,  pero nada emocionó tanto a nuestros mayores como el “Ande, ande, ande, la marimorena”, esa letra exenta de toda profundidad, y sin embargo, evocación de tantos y tantos momentos…el señor que estaba a mi lado, un simpatico ancianito, comenzó a llorar al borde de mi pandereta y una asistente se acercó a ver qué le pasaba. Lloro de alegría, contestó. Y a su llanto alegre se sumaron otros. Tuve que restregarme la manga por las mejillas… Los niños cantaban alegres, ajenos a la felicidad que producían a su alrededor.

3 pensamientos en “Sonrisas y lágrimas

  1. Para mí ha sido una experiencia inolvidable. Los niños iban muy preparados, muy motivados para lo que se iban a encontrar. Por lo que creo que además de emocionante, ha sido muy educativo.
    Un saludo a los dos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s