Nuestro día

Pregunté por Don Crescencio, y me dijeron que las chicas de octavo ya se habían ido. Le dije a su madre que no, que yo era maestra…Y así fue mi entrada en este mundo de la enseñanza. Por la puerta de una casa de pueblo, preguntando por el director, sin más conocimientos de la vida rural ( ni de ninguna otra…)  que alguna que otra fiesta en el pueblo de mi madre. Allí te morirás, me dijeron mis amigos. No me desanimé.

La escuela estaba al lado de la plaza y separada del colegio principal. Me dieron la llave: Esa es tu escuela. Así de simple. Y nadie vino a organizarme nada. Hace unos años, las jóvenes éramos   adultas para todo. Tú te buscabas la vida, la pensión, lo que fuera. Tú eras la dueña y la responsable de tu vida. No teníamos móviles. Por la noche llamabas a tu casa desde la cabina de la plaza del pueblo. “Todo ha ido bien”. Y punto. A trabajar.

Después vinieron otras escuelas, otros colegios, otros alumnos, grandes, jóvenes, pequeños, diminutos…

El lunes se celebra el día del maestro, o del “Docente”.Siempre es para mí un día de recuerdos. Mis fantásticos pueblos, mis grandes amigas a las que he conocido en la escuela… Mis enormes esperanzas y mi amor por la Escuela Pública a pesar de todo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s