El Hermitage en Madrid

Pasar la primera infancia en una sala de cine destapa la imaginación y corta sus límites. Cada día, la fantasía y la realidad se separaban, tan sólo, por unas cortinas de color verde. Una frontera de terciopelo. Pronto las letras cumplieron la misma función que el cine: provocarme la  efervescencia de los sueños. Ahora me ocurre lo mismo al entrar en un museo: El silencio, los pensamientos, la evocación de tiempos pasados…todo es un impulso para imaginar.Y eso es lo que sentí este fin de semana al visitar la exposición del  Hermitage  de San Petesburgo, en el Museo Nacional del Prado de Madrid, un borbotón de emociones que poco a poco voy ordenando.  Creo que es una gran oportunidad para todos los que no estamos tan lejos. Una gran oportunidad para los sentidos.  

Tañedor de laúd Caravaggio (Michelangelo Merisi da Caravaggio). Óleo sobre lienzo, 94 x 119 cm. 1595 - 1596. San Petersburgo, State Hermitage Museum

Tañedor de laúd Caravaggio (Michelangelo Merisi da Caravaggio). Óleo sobre lienzo, 94 x 119 cm. 1595 – 1596. San Petersburgo, State Hermitage Museum

3 pensamientos en “El Hermitage en Madrid

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s