Verdaderas, verdadero

La amistad crece, madura, y a veces, cuando llega a ese punto de altitud toma un camino diferente al nuestro. Me lo dijo una vez una buena amiga: ” No te preocupes, ahora simplemente vamos por caminos diferentes, ya nos encontraremos” y nos volvimos a encontrar al cabo de los años, y  ahora volvemos a estar en ondas diferentes.No hablo de encuentros físicos, sino encuentros en su máxima dimensión, en la que abarca la palabra amiga o  amigo. Las amistades duraderas se caracterizan precisamente por eso, porque superan los caminos diferentes, las visicitudes, los desencuentros. Cuando descuelgas el teléfono, ahí está tu amiga, tu amigo. Cuando escribes un correo, ahí hay una respuesta. Pero por el camino también perdemos a gente que consideramos importante. Dicen que no sabemos dónde van los amores cuando acaban, los besos que no se dan. Yo tampoco sé dónde va la amistad que se pierde. Guardo en mi corazón la ausencia de algunas amistades perdidas.Quizás no las cuidé,  o no me cuidaron ellas a mí  ¿Es que no fueron verdaderas? Creo que sí, quiero pensar que están, como dijo mi amiga, en un camino diferente, y que en algún otro momento, volveremos a reencontrarnos. O no, quizás de algunas sólo me quede el recuerdo. Y los recuerdos son mudables, prestos a engaño, y al final, ni siquiera sabes sin son verdaderos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s