Mis tres madres

Mi abuela Margarita preparaba los mejores “cocidos” del mundo, y a la sopa de fideos le echaba” presta”, que es como ella llamaba a la yerbabuena. Mi abuela fue una madre para mí, igual que mi tía Dani, igual que mi verdadera madre. Cuando hablan de madres pienso en las tres. Porque es imposible excluir a ninguna. Infancia de cocidos, baños al sol, huevos “pasados por agua”, infusiones para la tripa, besos, arrumacos y braseros de picón. No podemos olvidar nuestras raices, porque sería como andar perdidos por el mundo. El hecho de tener pareja de otro país, no me hace perder la cabeza. Amo el proyecto europeo. Sueño con que mis hijos, mis  alumnos, a pesar de los tiempos que vivimos, gocen en el futuro de una vida mejor. Hay que pensar que es posible. Pero tenemos que saber de dónde venimos. Yo vengo de una infancia de ático, con estufa de butano, ropa tendida en la “alambrera”, abuelas, tías, tíos, primas, primos, vecinas, vecinos…Una familia española de los años 70. Una niña con tres madres.El mejor capital que tuve.  Ése fue mi punto de partida. El camino, lleno de aciertos y equivocaciones, me llevó siempre a ese punto de partida que es el que me ha dado confianza en la vida. Gracias madres, aunque ya no estéis todas aquí, por darme tanto amor.

2 pensamientos en “Mis tres madres

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s