Con piel

Allí estaba, junto a mis hermanas, roja como un tomate. De repente, sentí sus labios, dulces y carnosos posándose sobre mi piel. Temblé entre sus manos, pero me sentí importante, había sido la elegida: era la manzana más hermosa del frutero.

Un pensamiento en “Con piel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s