VERGÜENZA

A parte de intentar poner una nota de color en este tiempo tan socialmente gris, no puedo dejar de sentir vergüenza  ante todo lo que estamos viendo y así lo expreso. Intentaba hace días explicarle la situación a una amiga que vive en otro país. El ejemplo de lo que ocurrió esa misma mañana bastó para ello:

Sobre las nueve y media de la mañana recibí una llamada de teléfono. Una señora muy apurada, así de repente y sin más presentaciones,  me explicó que no tenía dinero para pagar el recibo del agua. Le dije que no, que se había equivocado, que estaba  hablando con una casa particular. La señora respondió entonces casi llorando: ” Jodeeeeer, mire usted, no es dónde lo del agua?” Le dije que lo sentía mucho, pero que no, y entonces así sin saber quién era yo, me explicó angustiada el problema del recibo del agua…

Era una señora mayor. Le dije que lo sentía muchísimo. Me dijo hasta del pueblo que era. Es una anécdota real, tristísima y muy ilustrativa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s