Curry, una mascota feliz

Me lo contaron los niños, los hijos de mi prima,  y lo hicieron con la cadencia, el ritmo y la blancura de las voces infantiles. Me relataron, quitándose la palabra, cómo habían salvado a ” Curry” :

El primer veterinario le había puesto una fijación en la patita para que se le curase el hueso roto, pero no había tenido resultado. Así es que cambiaron de veterinario, optando este  segundo por utilizar la cirugía. La familia propietaria  de Curry  firmó un papel asumiendo los riesgos de la anestesia y después, se dispusieron a esperar. A la salida de la operación, Curry dormía con el oxígeno aplicado.Y partir de ahí,  y con la patita ” entablillada” ha ido recuperándose lentamente con la ayuda y el cariño de los niños y su familia.

Mientras escuchaba el relato de lo sucedido en boca de los niños, yo observaba a Curry arrastrando su patita por la jaula. Extendió las alas y parecía hasta sonreir.Los niños miraban sus progresos entusiasmados.  Curry es un canario afortunado. Tenía que contar su historia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s