Los niños y las niñas

Me han dicho que son los hijos de alguien, nombre del padre, tal, nombre de la madre, tal. Apellidos, tal y tal, fecha de nacimiento, dirección, teléfono. Así son las fichas de mis niños y niñas de la escuela. Sin embargo… Al llegar al último ya todos son míos. Son nuestros.

Miro el tesoro que han dejado en mis manos. Tiene grandes ojos que me miran más allá de sus nombres. Rostros risueños, cansados, felices, dormilones. Corazones palpitantes. Miro a  nuestro mayor bien social, y pienso que me da  igual de dónde vengan, de dónde sean, el nombre de su padre o de su madre, o  si tiene padre, o dos padres, o dos madres, o tres espíritus. Son los niños y las niñas del mundo. Nuestro mayor capital y  potencial de cambio, de esperanza, de futuro. Quizás la clave de casi todo, en cuestiones sociales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s