La agenda

Conozco un mundo donde el tiempo está invertido. La mirada se lanza hacia atrás,  al igual que los pensamientos,  y el tiempo se va reduciendo en todas sus inexplicables dimensiones.

Ayer la vi bolígrafo en mano. Lo apunta todo. Mañana se lo lee a sí misma o a su familia. Es la única forma de recordar lo que sucedió. De hacer presente el día anterior. Esta ancianita  de la residencia tiene una agenda mágica. Una agenda para programar el pasado.

EL SÍ DE LA NIÑA

Érase una vez un país  muy moderno en el que las NIÑAS  de trece años tenían relaciones con HOMBRES de cuarenta. Las leyes del país eran igualmente modernas y protegían este tipo de  relaciones.

En este país moderno, un  día, un  HOMBRE   de cuarenta mató a su amante de trece años. La madre de la NIÑA  había denunciado varias veces la situación. Pero, como ya hemos dicho,  las leyes modernas de este país tan moderno protegían este tipo de actos medievales. Como si las NIÑAS Y NIÑOS  de trece años no fueran NIÑAS  Y NIÑOS y no tuvieran los mismos derechos que el resto de la infancia. Y entonces, se descubrió que, efectivamente,  existían leyes medievales en los países modernos. Como en éste, donde una NIÑA  de trece años murió asesinada por su amante, un HOMBRE  de cuarenta, que después ” decidió” quitarse su vida. Fin.

En nombre del amor: Elena Vander

De nuevo un libro ocupa mi espacio principal en el blog. Esta vez es el libro de Elena Vander:  En nombre del Amor que hoy, 22 de octubre,   se presenta en la biblioteca Pública de Cáceres a las ocho de la tarde. 

Asistí la semana pasada a una conferencia de la terapeuta y escritora, Elena Vander, y salí bastante impresionada, tanto de su poder comunicador como del  mensaje tan fuerte que nos transmitió acerca de la Felicidad y de nuestro poder para  sentir la vida con el corazón. Aún más me he impresionado al leer su libro, que es más que una biografía, es su experiencia de superación y sanación tras una dura experiencia traumática. El mensaje  que nos transmite esta mujer, es bajo mi punto de vista, enormemente valioso, porque parte de su propia experiencia personal  que le ha hecho conocer a fondo los recovecos del alma humana que ha pasado por las tormentas de un fuerte dolor emocional.

La vida tiene dolory placer para todos, pero lo que es cierto es que no todos vivimos las mismas experiencias dolorosas. Aún no sé si vivir estas cosas terribles, como la que ella cuenta en su libro sobre el abuso sexual, es cuestión de poca suerte, de ausencia de privilegios, de injusticia social, del destino… pero esta claro que  no a todos nos toca vivir lo mismo. Así es que si alguien ha sentido un dolor de tal profundidad como el que expresa Elena en su libro, sea por la razón que sea, que lea cómo ella ha sabido superarlo y sanar su corazón, su cuerpo y su mente. Y como nos guía a través del libro para poder hacer lo mismo. Un gran mensaje.