La agenda

Conozco un mundo donde el tiempo está invertido. La mirada se lanza hacia atrás,  al igual que los pensamientos,  y el tiempo se va reduciendo en todas sus inexplicables dimensiones.

Ayer la vi bolígrafo en mano. Lo apunta todo. Mañana se lo lee a sí misma o a su familia. Es la única forma de recordar lo que sucedió. De hacer presente el día anterior. Esta ancianita  de la residencia tiene una agenda mágica. Una agenda para programar el pasado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s