Otoño del 92

Acababa de ser madre. Estaba entonces envuelta por esas brumas de ternura, leche, y perfumes de cremas infantiles, que inundan las casas donde viven  los recién nacidos. La noticia  surgió, de pronto, rompiendo la dulzura de aquellas tardes maternales de otoño y de invierno: La noticia del crimen de las niñas de Alcásser. Desde entonces, nunca las he dejado de recordar cada vez que mi hija cumple años. Ni un sólo año he dejado de acordarme de  sus madres,  sus padres,  sus familias, sus amigos y sus juventudes perdidas. Se hace realidad eso de: “Parece que fue ayer”. Pero es que  un horror de esa magnitud resulta difícil de olvidar.

Mi recuerdo lleno de cariño para Miriam, Toñi yDesirée.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s