Un deseo más para 2013

Y entre  los muchos deseos de paz para el mundo entero, también para el 2013,  pido que Dios me libre de volverme una amargada me pase lo que me pase, como dice Angeles Caso, porque detesto esa posibilidad que veo en mucha gente a mi alrededor . Y porque sólo así podré hacer felices a los que me rodean. Quisiera ser como mis padres, con el corazón sonriente hasta el final de mis días, pase lo que pase.

ESTRELLA FUGAZ (1)

El sueño de los Reyes Magos

Ya de jovencita, comencé a pedirle a los reyes magos que encontraran a mi media naranja. El amor, pensaba yo que consistía en mitades. Un día mi hija dijo que no, que el amor tenía más aspecto de sandía con tajadas diferentes. Sea como fuere la fruta del amor, los reyes no atinaron mucho y hubo que esperar bastante. De todas formas, mi carta era un poco especial e iba aumentando con el tiempo y las circunstancias.

Quería vivir  mi vida con alguien que, aunque no las compartiera,  comprendiera mis aficiones y  las respetara.

Alguien que supiera que no siempre podía estar alegre, a pesar de ser la parte más fuerte de mi carácter.

Una persona capaz de entender mis silencios sin que fueran problemáticos.

Alguien que comprendiera que después de ser madre, no se puede estar siempre en la cresta de la ola, en ningún aspecto, porque tus energías no son interminables.

Quería a alguien capaz de respetar mi trabajo, tan importante para mí.

Alguien que amara la familia como yo la amo y la valoro.

Soñaba con alguien que me tratara con amor.

Que tratara a mis hijos con amor.

Que estableciera conmigo un compromiso de fidelidad y lealtad mutuas .

Y yo estaba dispuesta a darle el universo con creces.

Un día la carta llegó a las manos de uno de los reyes. No sé aún quién fue el que la leyó, pero se cumplieron mis deseos. Y esa persona  de mis sueños y yo compartimos vida desde hace años.

Ahora que el 2012 se termina y que el 2013 se acerca, le estoy escribiendo una nueva carta a los Reyes Magos de Oriente. En ella les digo que a pesar de todos mis problemas, unos más grandes que otros, a pesar de este tiempo incierto, de este siglo maldito lleno de violencia, a pesar de  la madurez que a veces me asoma al abismo del tiempo; aún me queda lucidez para dar Gracias a la vida…. Y pedirles a los reyes magos que repartan en otras casas que en la mía afortunadamente  estamos  “apañaos”.

Maitena Burundarena

Hace años que me regalaron mi primer comic de Maitena,  el de Mujeres alteradas, ahora vuelvo a retomarla con sus Superadas. Maitena tiene el poder de hacerme desconectar  y reír a carcajadas. Qué difícil hacer honor  a su genialidad con sólo unas viñetas . Pero bueno, ahí va algo:

20050805elpepivin_2 41571_81157328688_3924612_n 477.-Maitena-3

El pastor mentiroso

Quizás, hoy también sea un buen día para escribir sobre la bondad de los seres humanos.Trabajar con niños pequeños me hace pensar que, a pesar de las tragedias que se suceden a diario,  el ser humano está también  lleno de bondad en su interior, y que sólo el tiempo va transformando su esencia con los avatares de la vida.

Hace poco conté a los niños y niñas de cinco años el cuento de Pedro y el lobo. Cuando el pastor miente por tercera vez, pregunté a los niños y niñas qué debían hacer los campesinos, si ayudarle o no ayudarle y darle su merecido por mentiroso… Las respuestas de las niñas y los niños me emocionaron:

_No, castigarle no, estaba de broma, él no quería hacer daño a nadie.

_ No, pobrecito, él no es malo y pobrecitas las ovejas, si no le ayudan se las va a comer el lobo.

_ No, vamos  a dejarle una vez más a ver si piensa…

Ninguna niña y ningún niño querían castigar al pastor por mentiroso. Todos y todas propusieron una nueva oportunidad para él. A mí estas respuestas me dejaron  muy, muy pensativa… y esperanzada.

La forma en la que los niños y las niñas trataron  el cuento, también me hizo  pensar que la manera de resolver los conflictos en clase, y en casa, puede ser un buen ejemplo que ellos interioricen. Por milésima vez, hoy pienso que estos niños y niñas son los hombres y mujeres del mañana. Y me gustaría que entre ellos no crecieran  jamás las semillas de la violencia. Un grano de arena, una oportunidad al pastor “para pensar”,  en estos tiempos, ya es algo.

Dolor

En este espacio, la infancia ocupa un lugar especial. Los niños y la escuela son parte esencial de mi vida,  la dulzura del chocolate, la  energía del té, la intensidad vital del café,  lo  más genuino de todo mi té, chocolate y café. Después de la tragedia ocurrida ayer  en Estados Unidos, sólo puedo escribir horrorizada  palabras rotas de dolor, que de puro dolor ni si quiera me salen. Sólo puedo tratar de enviar, desde este pequeño espacio, mi cariño a todas esas familias destrozadas.