Un Nuevo día

Los espumillones caen junto a las bolas de navidad en su caja particular, que cuando se cierra se cierra como las demás. Las cintas de colores brillan y brillan y vuelven a brillar, como un villancico de despedida. Ahora sí, cierro la caja y se van para casi siempre, es decir, hasta el año que viene. Las maletas también resuenan por la casa, aún palpitan sedientas de ropa, pero también cierro sus bocas desdentadas hasta no sé cuando. Tomo un té y me preparo para comenzar el trabajo de un nuevo año. Lo hago mirando  el horizonte con respeto, pero con alegría… mañana será un nuevo día,  y me lo digo  como una Escarlata O Hara después de lo que la navidad se llevó, ese viejo año que ha dado paso a uno mejor. Estoy segura.

!BvT-mpgEGk~$(KGrHqIOKk!EvP!k9KTnBMEBHG5MT!~~_1

Walasse Ting. Good Morning

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s