Cortesía

Ayer me crucé con un señor anciano cerca de mi casa. La acera era estrecha y por cortesía, debido a su edad, me retiré para que pasara. No me lo permitió. Se detuvo, y casi con una reverencia, me indicó que podía seguir mi camino, con un: “por favor”. Después me dio las buenas noches muy educadamente, prosiguió el suyo… Me di la vuelta porque no podía creerlo. Tanta cortesía en estos tiempos desconcierta. No me pareció ningún insulto a mi igualdad, como alguna vez he escuchado de alguien. Me resultó agradable. Un trato, simplemente,de personas.”Persona”, una palabra un poco olvidada y perdida, diluyéndose entre tantas otras como público, manifestantes, consumidores, votantes, etc, etc.

2 pensamientos en “Cortesía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s