Los toros mansos

Me contaba una amiga sobre el novio de su hija… tan cariñoso, tan atento, tan suave… y sin embargo, la muchacha se ponía cada día más mustia como las flores de los floreros a finales de semana. Ya no sólo eso, sino que las flores se empezaron a desprender a trozos…Un día se descubrió el pastel. Tanta nata, tanto cariño, tanta atención…  Del toro manso me libre dios, que del bravo me libro yo.

toro remate

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s