A Gritos

En nuestra cultura española, todos gritamos. Desde la infancia nos educaron a gritos. Gritos para enseñarnos a leer, a escribir, a comportarnos. Gritos para expresar las opiniones, el dolor. Gritos para asustar a los demás, para imponernos sobre los otros. Gritos para demostrar que alguien era más macho o más fuerte que tú y tú que él o ella. Gritos, en definitiva, gritos.

Cuando alguien no grita, parece que no sabe, que no expresa con contundencia su opinión, que no se impone, que no tiene dolor, que no es tan macho, o tan hembra, que no es tan fuerte…Nuestra cultura es la cultura del grito.

Quiero pensar que el dialogo llegará más tarde. Algún día, cuando en las casas, en las escuelas, en los trabajos, en las televisiones y  todo nuestro alrededor deje de gritarnos.

el-grito-de-homero-munch

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s