Madres

Por más que alguien hable sobre la maternidad, creo que hay que pasar por ello para sentirla y tratar de expresar ese sentimiento, por otro lado, casi  indescriptible. Surge esta reflexión tras leer  tardiamente la noticia sobre la desaparición de la hija de una actriz , Eva Cobo. Casualmente, pasé mi embarazo leyendo algunas noticias que surgían en la prensa sobre ella y su pareja entonces, Toní Cantó. Corría el año 1992 y el hecho de estar embarazada, me hacía solidarizarme con todas las embarazadas del mundo. Así es que cuando Eva Cobo se vio abandonada  dos meses antes del alumbramiento, que coincidía con el mío,  me sentí desolada por la noticia, aun sin conocer a los personajes reales. Por curiosidad seguí los pasos de este personaje, Cantó,  que luchaba por negar su paternidad, ganándose mi antipatía para siempre, (aunque no hace falta mucho, dadas sus reiteradas meteduras de pata en los medios). Después, me olvidé de ellos, hasta que hace dos días leí la muerte hace dos años, de aquella niña que ahora sería igual que mi hija, pues nacieron en el mismo mes. El dolor de una madre es el dolor de todas las madres. Casualmente yo siempre me solidaricé con esta mujer, Eva Cobo y con su lucha que terminó ganando, aun a pesar de que todo haya acabado tan mal. Cuánto siento que esta historia haya sido tan triste y dolorosa.

Imagen

Virgen con el niño. Alberto Durero

.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s