El mapamundi

Hay niños  rubios y blancos. Tienen casas blancas, almas blancas, vidas blancas. Conciencias blancas. Libertades blancas para respirar en grandes espacios, disfrutar de la naturaleza, los animales, el cariño blanco como nube de algodón que les protege en  su sociedad blanca y perfumada de azúcar.

El mapa se va ensombreciendo hacia abajo.  Los niños son más dorados. Tienen casas más oscuras, almas más sombrías, vidas menos blancas. Libertades recién estrenadas, recortadas, o inexistentes. Pequeños espacios, con más alimañas que mascotas, cariños más pasionales y menos protectores, con esencias de caramelo líquido,  como lágrimas negras de penas antiguas, en sociedades menos blancas y más tostadas de azúcar moreno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s