Madre hasta el final

Mi madre pertenece a ese privilegiado mundo de mujeres ancianas que conserva, como un don, su mente en plena lucidez. La frescura de sus razonamientos, la sabiduría de sus palabras,son bálsamo para el alma. Cada día, nuestras risas van en aumento. Tan agudo es su sentido del humor, cargado ya con las deshinibiciones que da una larga vida, que, a veces, mis carcajadas estallan en cualquier lugar mientras la acompaño para sorpresa de los otros paseantes.

Mi madre es MADRE con mayúsculas porque sigue ejerciendo como tal y le dejamos hacerlo. Es más, queremos que lo haga. Desde dentro de su cuerpo,cansado y consumido por los años, pero no por ello exento de coquetería, es aún capaz de dar hacer brillar una mente y un corazón capaz de dar consejos, guiar, acompañar, calmar, consolar, como sólo una madre y abuela pueden hacerlo.

Ayer, mi madre me preparaba para su marcha. Le dije que no hablara de esas cosas, pero ella, muy en su papel, insistía en que debía prepararme,  en que debía ” hacerme cargo” de que cualquier día, se iría. Decía  que  debía mentalizarme, porque ella sabe que será un duro golpe…

Se supone que soy yo la cuidadora. Pero ella me está enseñando que una madre es madre hasta el final.

madre anciana1 (1)

Un pensamiento en “Madre hasta el final

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s