Esperar

Estoy comenzando a formarme como musicoterapeuta. Vivo los comienzos de mi andadura, pero ya puedo sentir los efectos de esta fase de formación en mi propia vida. La musicoterapia es un camino fascinante para a yudar a los demás a través de algo tan delicado y maravilloso como la música, pero es también una senda de autotransformación sin la cual sería imposible poder ayudar a nadie.

Amo la Música tanto como a la Literatura y a cualquiera de las artes. Pero esto es algo más. Hay que ir más allá…
Estoy profundamente implicada y fascinada con mi nuevo camino. Y hay muchas cosas que estoy aprendiendo. Cosas sencillas, básicas en apariencia, pero profundamente complejas: Esperar, empatizar, expresar.

Por ahora, ESPERAR, es una de las grandes palabras que faltaban en mi vida. Tiempo, tiempo, tiempo… para ver nacer los frutos. Y estoy tratando de llevar esta palabra a cada rincón de mi alrededor: la familia, los amigos, la escuela. Y también a cada rincón de las cosas más simples de la vida: la cocina,tocar el piano, aprender un nuevo instrumento, escribir. Para todo hay que saber esperar…
Tiempo, tiempo, tiempo y presencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s