Tú, para siempre

El tiempo da peso a las esperanzas. Se imponen las realidades con sus nuevos besos y ternuras, por encima de las sorpresas, de las incertidumbres.

No importa que un día me consuma la fiebre, que no luzca mi mejor vestido. No importa que algún día sea como un suspiro de pétalos que se doblan con el peso del viento.

Esos brazos en los que confío vienen siempre a saciarme, y con ellos alzo el tallo, recompongo los pétalos, saco los colores y todo vuelve a ser perfume.

No importan las realidades, los problemas, las certezas. Hay una fuerza poderosa que está por encima de todo. Que nos une por encima de todo lo demás.

Una luz que envuelve toda la casa y a los que habitamos en ella.

Cuánto desconocía sobre el amor, compañero mío, y cuánto me has enseñado.

7 pensamientos en “Tú, para siempre

  1. Tú y yo, amantes eternos, con deseo perpetuo de agotarnos como primavera, nos envolvemos como un laurel en invierno, nos alegramos en el mar de verano, y maduramos como un árbol en otoño.

    You and I, eternal lovers, with perpetual desire to exhaust ourselves like a spring, enclose ourselves like a laurel in winter, rejoice in a summer sea, and mature like a tree in autumn.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s