Las niñas de “atrás”

 

Este poema es un regalo para mi amiga Ascensión con motivo de la publicación de su primer libro: ” Burro”, y está dedicado a toda las niñas y niños que, como nosotras, compartieron aquellos años en los que nos mandaban sin ningún problema a las sillas de “atrás” del aula, al menor error. Cuando el puesto y el orden en el aula significaban tanto   puesto que así nos lo habían enseñado, como  algo que marcaba tu rol  delante del profesor y de los compañeros y compañeras y forjaba tu autoestima, preparándote para el futuro…

Pintan con el boli

hojitas y flores.

Miran las nucas,

escriben canciones.

 

Y allá a lo lejos

en las primeras sillas

de las primeras mesas

donde se sientan las niñas

aplicadas y buenas

La voz de la maestra…

 

Las niñas pasan de sitio

se van aún más atrás. 

Les han puesto un cero,

les falta el compás.

 

Y allá a lo lejos

en las primeras sillas

de las primeras mesas

las niñas aplicadas y buenas

vuelven la cabeza

con condescendencia.  

La ventana ofrece

hojas que mirar.

caen de los árboles

vuelan, adelante, y atrás.

De repente, una pregunta.

¿Cuál es la respuesta?

Es que nunca atienden

dice la maestra.

 

Al fin suena el timbre

risa en los pasillos.

La vida que comienza

en la puerta.

Leotardos de lana,

botas de charol,

charcos en el parque

que ahora se llena de sol.

 

Las niñas no duermen bien

y en la mañana,

desayunan despacio

tragan lágrimas secas

con cola cao.

 

La coleta al viento

con agua de colonia.

El lazo, la cartera.

Una ceremonia…

Para acudir a una fiesta

a la que no están invitadas.

 

Las madres se irritan,

las niñas son lentas.

¡Ay como protestan!

Mira que no quieren

Ir a la escuela.

 

Las niñas crecieron

y buscaron nueva fiestas

a las que ser invitadas

con otras sillas

con otras mesas

 y

recorrieron caminos

buscando sobre todo

aquello

que no llegaba

a las últimas mesas

la guía

de la voz amorosa

de una maestra. 

BURRO. Ascensión Cortés Laso

Qué mejor que el día de la mujer para hablar de una gran luchadora.

Ayer compartí con mi querida amiga, Chony Cortés, la presentación de su libro, Burro, donde nos narra su experiencia de transformación personal. Con esta obra quiere transmitir que todos podemos cambiar nuestra vidam si queremos, por mucho que nos hayan hecho creer, esta sociedady la educación recibida,  que no somos tan valiosos como realmente lo somos en nuestro interior. La noche fue en todos los sentidos, mágica. Nos acompañó gente nueva que se acercó a conocer su libro, así como muchos familiares y amigos. Chony se preocupó de crear un bello ambiente en círculo, que facilitara la comunicación. No faltó la música; una actividad dinámica donde cada persona asistente pudo exponer algo de sí misma y  un pequeño debate que tuvimos que cortar por falta de tiempo. Nadie quería irse… Un éxito. Compartimos este momento especial que para mí será inolvidable. Dejo aquí la portada de su libro y un  poema que escribí especialmente para la ocasión. Porque tanto ella como yo, somos dos mujeres  a las que  el sistema educativo de nuestra infancia ,aunquem muchas veces nos mandara a  la fila de ” atrás”…nunca logró apagar  nuestros sueños…

portada

Autor: Ascensión Cortés Laso
Estado: Público
N° de páginas: 139
Tamaño: 150×210
Interior: Blanco y negro
Maquetación: Pegado
Acabado portada: Brillo
ISBN eBook en PDF: 978-84-686-4683-1
Vendidos: 100