Cinco años con Té, Chocolate y Café

Te, chocolate y café cumple este mes cinco años. Sigue siendo ese rincón íntimo para compartir en amistad.  Aunque ya  no es el mismo. Ha ido cambiando con las vivencias, con las pérdidas y las ganancias, las marchas de los que se fueron para siempre; las infancias que ya no volverán al hogar; las adolescencias recibidas; la juventud que rebosa; el amor consolidado; los niños que me inspiran, que vienen y se van cada año; las amigas y amigos que dejaron un vacío; las nuevas amistades que ocupan limpios  e importantes lugares en el corazón. El momento pequeño e íntimo en el que digo que existe este espacio…Y  en el último mes, la conexión a las redes sociales. De todas formas,  sigue siendo un espacio  para sentir… y doy las gracias a todos los amigos y amigas que en algún momento de sus vidas, encuentran un hueco y se sientan a compartir conmigo estos pequeños momentos.

Ever After High 13

UN BANQUETE CRUEL. POUR QUOI? OUKA LEELE

 

Por Quoi?  es una exposición que te hace temblar. Entré sola en la sala  y me encontré, de bruces, con una mesa de banquete inmensa  poblada de platos sucios, en cuyo centro se apelotonaban cráneos humanos.Todo estaba en penumbra y en el suelo, alrededor de la mesa, lo que parecían ser las tripas de aparatos electrónicos. Más tarde supe que eran una referencia al Coltán, un mineral con el que se fabrican nuestros ordenadores y teléfonos móviles, lo que llaman ” el coltán de la sangre” porque es a través de sangre y de crímenes como se explota, en un gran banquete. Suspendidas por encima de la mesa, rosas blancas.

Todo aquello con lo que me encontré estaba envuelto en  música. Una música como un murmullo que me  provocaba aún más desconcierto. No sabía nada, no había leído nada sobre lo que iba a ver. Me gusta dejarme sorprender. Aunque esta vez, la sorpresa me superó. Al fondo se proyectaban unas imágenes. El rostro dulce y la voz de la  que,  resultó ser  la periodista congoleña Caddy Adzuba, te atraían hacia la proyección. Entonces me senté en aquel banco en penumbra y miré la pantalla…

En esa proyección asistí a la narración de unos hechos tan terribles e infernales que resultan  imposibles de reproducir. Era violencia. Violencia suprema contra las mujeres, utilizadas como campo de batalla.

Esta vez no pude salir saboreando las mieles del arte. Aunque el arte estuviera a raudales y de la mano de Ouka Leele, y aunque la autora tratara de endulzar la respuesta natural al horror contemplado con  el perfume, o  las nanas que se escuchaban de fondo. La exposición en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, resultó especialmente peculiar. Belleza y miedo mezclados.  Incredulidad, indignación. Eso fue para mí.  Pero aquí estoy, difundiendo con la minúscula mota de polvo de mi blog la voz de Caddy Adzuba, la periodista congoleña a la que Ouka Leele prometió hacer oír su voz y expandirla para que todos los que la escucháramos y contempláramos el dolor de su rostro, pudiéramos avergonzarnos sobre lo que pasa en su país, la República Democrática del C0ngo. Enhorabuena a Caddy Adzuba  por su coraje y  a Ouka Leele por la valentía  de poner un toque de belleza a la esperanza, aunque venga del horror.

Ouka_Leele_Un_banquete_cruel_Pour_quoi

No todo vale

En estos tiempos en los que todo el mundo expresamos nuestras opiniones, hay algún caso en el que el tema se vuelve extremadamente peligroso, y es en el caso de la salud. Hechiceros y saltimbanquis medicinales anuncian sus productos y sus teorías sin ningún reparo.

Hay gente muy joven, y otra no tan joven, pero sin ninguna base cultural, que caen en la trampa de estas supercherías, con graves consecuencias para la salud.

En el caso de la diabetes, enfermedad que conozco por causas familiares, tengo que ver cómo se propagan ideas como que es una enfermedad ” psicológica” que se cura con dieta, sin insulina y con pensamiento positivo…

Estas afirmaciones, en manos y labios de personas sin ninguna formación cultural, académica ni científica, son transmitidas a jóvenes sin experiencia, y adolescentes que están formando su personalidad. Las consecuencias para los jóvenes diabéticos pueden ser nefastas, si no mortales. Son hechos gravísimos que constituyen, en mi opinión, un delito.

En todo lo que se refiere a la salud, seamos serios, por favor. Y cuidemos la información que llega a nuestros niños y jóvenes. Por supuesto que todas las enfermedades llevan un componente emocional, pero llegar a afirmar estas cosas… repito, es un delito  grave  contra la salud pública.

Hay que ser selectivos. No, no todo vale. A veces, sólo hace falta un pequeño filtro. El sentido común.

PRIMAVERA AL FIN…

Llevo un tiempo sin escribir. He vuelto hoy, con este esperado sol de primavera que tanto se hace de rogar. Echaba de menos este rincón íntimo, y hoy, las únicas  palabras que me surgen son para ellos.

Mi única táctica es amaros

mi gran estrategia, haceros felices

el fin de mi existencia:

compartir la vida con vosotros.

La familia es sagrada. ALEXIS GARCÍA

Alexis García