¡Vida!

No solo familia humana, también una perra, una gata, un conejillo de indias, un bonsai y varias macetas. Cuando la casa suena a vida, cuando las sillas se llenan alrededor de la mesa,  me siento bien. Cuando me asomo a la ventana, y veo las ramas crecer, me siento bien. Mi casa me produce satisfacción. Por lo demás, todo es muy sencillo, simple y práctico. Creo que un hogar es algo tan grande que no cabe entre las cuatro paredes de una casa.

Hogar-saludable-Pablo-Vidal-Arquitectos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s