Páginas

Sé que cuando algo nos abruma, hay gente que recurre a diferentes opciones. No juzgo ninguna. Hay toda clase de drogas y sucedáneos de la despreocupación. Cuando algo realmente me preocupa, lo único que me salvan son montones de paginas encuadernadas con una pasta de algún color o no. Historias que me trasladan a universos donde no existe aquello que me preocupa, o sí,  quizás que de algún modo, preocupa a alguien que no soy yo. Entonces escucho sus razonamientos, sus pensamientos, su forma de ver las cosas, cómo discurre la vida fuera de mí y ante acontecimientos semejantes. De esta forma, la perspectiva de lo que me ocurre cambia y puedo ver las cosas sin las gafas del peso de mi propia compañía, que a veces, es nuestra mayor enemiga. He decidido abrir el libro de Zweig que está en la mesilla. No es mío, es de mi marido. Casualmente no está en inglés, ni en otro idioma, esta en español. Así es que lo compartiremos mejor. De momento, ya he descubierto muchas cosas. Como siempre, el amor, con sus múltiples expresiones y mensajes,  me da luz.

chica_de_gibson_que_lee_un_libro_tarjetas-r03c7192523e042fc9b1833e544b0d6e9_xvuak_8byvr_512

Gibson girl

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s