Familia Technicolor

Recuerdo a  un miembro de mi familia acompañando a otro, con problemas de salud,  a un acto político del signo contrario, solamente porque sin ayuda no podía acudir. Fue una gran lección de tolerancia en años en los que estas cosas no eran muy comunes. También recuerdo una misa en la que una de mis tías, claramente atea, acudía  con mucho respeto acompañando en su final a una amiga. De igual modo, me viene a la memoria  el funeral civil de uno de mis tíos, también ateo, donde un grupo de mujeres de la familia decidió rezar un rosario por su alma, sin que nadie se alarmara. Todo esto es lo que ha hecho de mí lo que soy, para lo bueno y para lo malo.  Mi familia fue siempre una familia en technicolor, políticamente hablando. Con subir o  bajar las escaleras podías pasar de una ideología a otra, cada una instalada en la propia experiencia y en los sentimientos que las avalaban. En esta pluralidad de ideas y emociones pasé mi infancia, y el resultado fue un extraño escepticismo que me llevó a una sola posible solución: intentar mantener el respeto por las diferentes ideas, sobre todo respetar las mías propias, que no siempre eran y son del agrado de los demás. El humor me encanta, aunque  me cuesta digerir el humor sobre religiones,  se trate de la que se trate. Pero aún más  me rechina  la gente tirando piedras a las clínicas donde se practican abortos y todas las manifestaciones, vengan de donde vengan,  en las que las que, de repente, la  gente se vuelve intransigente y agresiva tratando de imponer sus ideas, dede tirar piedras hasta asesinar. Todo entra en el mismo saco de violencia.  De mi familia aprendí que se puede convivir en respeto sin renunciar a tus ideas. Es por eso que todo lo que está sucediendo alrededor del ataque terrorista en París me resulta tan triste y horrible y me mantiene sumida en el dolor. Al duelo por las víctimas se une mi duelo por las respuestas de radicalismo en intransigencia ante los musulmanes, respuestas muy peligrosas en nuestra sociedad. Siempre acabo hablando de mi trabajo, pero es necesario: Soy maestra, he tenido alumnos de todo tipo de familias, con diferentes religiones e ideas, y tengo amigos y amigas con todo tipo de creencias. Puedo asegurar, desde mi experiencia,  que los sentimientos que nos unen, por muy moralista que suene, son los mismos. Es mucho más lo que nos une que lo que nos separa. Desde Te, Chocolate, Café, de nuevo, un voto por la paz, aunque sea desde mi pequeño espacio.

Dia_del_Ni_o_12

foto: imágenes y fotos de. com

3 pensamientos en “Familia Technicolor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s