Extraño agosto

TAVIK FRANTIŠEK ŠIMON, “Vilma leyendo un libro”

TAVIK FRANTIŠEK ŠIMON, “Vilma leyendo un libro”

Tengo un destino y es el de vivir al lado de una biblioteca. Ahora tengo un nuevo domicilio temporal en otra ciudad, y también está casualmente al lado de una biblioteca estupenda.Son casualidades, cosas del destino. Leer es para mí una medicina en todos los aspectos, así es que algo me empuja hacia ellas. Hacía años que no disfrutaba tanto de la lectura como lo estoy haciendo en este verano extraño y abrasador. Casi una media de libro por semana. He disfrutado con Doriss Lessing , los poemas de mi amigo Víctor Jiménez y su “último diente de leche”, he devorado lo que me queda de Irene Némirovsky y estoy saboreando también los terrores del maestro Stephen King.Esta es mi mayor novedad. Hasta ahora solo había leído dos de sus novelas, pero en estos momentos, su terror fantástico ayuda a ahuyendar mis medos reales y el espanto que me producen las noticias que vienen del mundo cercano, mucho más terribles que la ficción de los libros: asesinos de hijos, gobiernos corruptos o presuntos pirómanos, auténticos criminales destruyendo mi tierra. Así es que aquí sigo, leyendo y escribiendo en este agosto extraño.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s