La incomprensión

Durante años descubrí que criar sola a una niña con diabetes, despertaba las miradas recelosas de todos. He recibido todas las críticas del mundo, especialmente del colegio, que no tenía ni idea del asunto, claro, y así pasó también con la familia, los amigos, conocidos. Nadie entendía nada. No los juzgo, porque el  que no sabe es como el que no ve. No lo hacían con malicia, solo con ignorancia:”Sobreprotectora”, ” exagerada” , “obsesiva”. Cada una de estas palabras, dichas a veces, con la mejor de ls intenciones, me causaban gran inseguridad. Intentaba por todos los medios ser esa mujer que el colegio y los demás querían que fuera, pero me resultaba imposible, porque cada vez que lo intentaba, los resultados no eran favorables. Y lo intentaba…

Nadie tenía ni la más remota idea de los rigurosos cuidados que requiere la diabetes en la infancia. Las ya famosas noches sin dormir que se prolongan durante años; los desvelos con el peso,  los hidratos, los cálculos de insulina, el ejercicio. Nada, nadie sabía nada. Comparaban la situación con la diabetes de algún abuelo o abuela, de la que tenían referencia, sin darse cuenta de que esa es otro tipo de diabetes.

Miro hacia atrás y descubro a una hija absolutamente responsable de una enfermedad difícil y traicionera, con tan solo nueve años. Ningún protocolo en el colegio, ninguna información a su alrededor, que no fuera el teléfono que nos unía cuando me veía obligada a irme a trabajar o a alguna otra parte sin ella, y que tampoco los demás entendían. Y aún así, nunca era bastante para los ojos críticos de los demás. Nunca lo hacíamos bien. Estábamos “obsesionadas”. Era una madre sola, y ahí entran los prejuicios, las dudas, los clichés.

No quisiera que ningún padre o madre tuviera esta sensación que tuve yo, una sensación terrible, la de la incomprensión, la de hablar otro idioma con los que te rodean, sin que nadie te entienda. Es por eso que estoy metida en un proyecto sobre diabetes del que ya daré más noticias. Muy pronto…

ellen kooi

 

4 pensamientos en “La incomprensión

  1. Hola Pilar, no sé si lo he hablado esto alguna vez contigo. Un problema importante que tenemos los diabéticos tipo 1 es el nombre de la enfermedad. Si se llamase, por ejemplo, tevanisis, ya sería otra cosa, nos preguntarían que en que consiste y les diríamos que nuestro pancreas no aporta nada de insulina y que esta nos la tenemos que suministrar nosotros mismos calculando exactamente la que necesitamos en cada momento, comamos o no, y dependiendo de una seria de factores muy complejos … en ningún momento hablariamos ni de régimenes, ni de dulces … nos preguntarían ¿la misma insulina que usan los diabéticos?, y reponderíamos, si, creo que si, porque aunque son enfermedades que no tienen nada que ver, resulta que usamos también insulina, aunque ellos muchas veces no las usan, pues pueden hacer régimen, pasear, etc … pero son enfermedades distintas … es como comprar dos enfermedades porque en las dos te da fiebre, pero no por eso son iguales … pues a nosotros lo mismo, en las dos enfermedades tienes el azúcar alto si no lo tratas, pero no son lo mismo.

  2. Hola Pilar!!! Ayer compartí algún artículo suyo en el foro de diabetes, están encantados con sus palabras, y muchas madres como yo, se sienten totalmente identificadas con sus palabras. El creador del foro me ha pedido que la invite a participar en él.
    He compartido un par de artículos, pero estoy en la duda si esto a usted le puede molestar. Muchas gracias.

    • Muchas gracias, de verdad. No me molesta nada que se compartan los artíulos, al contrario. Es una alegría compartirlos con la ” familia dulce” . No sé que foro es, pero muchas gracias. En el proyecto hemos abierto también uno, y lo administra Montse: http://tuvidacondiabetes.es
      Aunque os parezca mentira, me ha costado entrar por la via de las redes sociales. Era un poco reacia, pero al final, sé que es necesario.
      También hemos abierto un blog porque este es el mío personal y no tengo ningún inconeniente en escribir de diabetes , al contrario, es una alegría. Pero también me dedico a escribir cuentos infantiles, publico nuevo libro en diciembre y este blog lo tengo más dedicado a los temas literarios. Aunque claro, es inevitable, la diabetes es nuestra vida, y al final y se cuela por todos los resquicios…y acabo escribiendo más de esto que de otros temas…
      El nuevo blog es: esediaquetodocambio.blogspot.com
      Un abrazo muy grande y muchas gracias por el interés.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s