No importa si te equivocas

Es especialmente enternecedora esta imagen que me envía una mamá con uno de mis poemas más populares sobre educación emocional,  y por otra parte, paradójicamente inédito. Está escrito a mano y me parece una idea maravillosa. Son ya varias las familias que me han comentado que han puesto este poema en las puertas, o los frigoríficos ¿Qué más puede pedir alguien que escribe para niños y niñas que estar en los hogares? Es todo un honor. ¡Gracias! 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s