Sobre las “Hemociones”

Recucerdo ir a alguna consulta de diabetes con mi hija y comentar los temas emocionales. Yo comenzaba diciendo algo así: “Es que creo que las emociones…”. La respuesta siempre era la misma: ” Es que eso no es diabetes, aquí tratamos la diabetes…”. Si hay una afirmación que me hiciera daño… era esa. Yo entonces, imaginaba que según esa visión, se  concebía a  la diabetes como algo que la persona se quitaba  y colgaba en un perchero a la hora de vivir y sentir. También recuerdo eso de mandarnos  al otro lado de la pista como una pelota de tenis y comentar yo: ” Es que la diabetes…” y entonces escuchaba: la versión contraria…. La misma situación. Como si las emociones se sacaran, se doblaran y se metieran en el cajón, cuando uno tiene diabetes, porque solo la tienen los valientes y los superhéroes, esos que no tienen miedo, ni sienten dolor. He echado mucho de menos en estos años, una visión más polidimensional, más abierta. Porque de tanto lanzarnos como  pelotas  de un lado a otro de la pista … casi nos quedamos atrapadas en la red.  ¡ Qué Impotencia! El tiempo me dio y me ha dado  la razón. Diabetes y emociones no se pueden separar. No hace falta hacer un master, ni ser un genio. ¡Es que es de cajón!

22d379c8459bb117c6c5ec1f2abdcc77

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s