Gracias, amig@s

liebster-award-rojoMe hace mucha ilusión obtener este nuevo premio del Liebster Award rojo, por parte de Antoncaes https://antoncaes.wordpress,  amigo de la comunidad bloguera. Muchas gracias, amigo.Son muchas las satisfacciones que estoy teniendo este año por parte de nuestra familia de los blogs. Durante el verano estuve tentada de dejar el mío por falta de tiempo, pero  ahora me alegro de no haberlo hecho. Estoy muy feliz y satisfecha por haber conocido a tanta gente estupenda.Gracias

Pautas del premio:

Once cosas sobre mí: Alegre,  melancólica, romántica, impulsiva, sensible, con genio, responsable, despistada, imaginativa, libre ( He intentado poner también lo que no me gusta tanto…)

Contestar a estas preguntas:

1.Porqué te decidiste a crear un blog?

Para expresarme con libertad.

2. Cuál es tu temática preferida?

Literatura

3. Qué libro me aconsejarías?

El camino de  Miguel Delibes

4. Qué país te gustaría conocer?

China

5. Qué tienes en cuenta a la hora de seguir un blog?

Que sea respetuoso y tenga calidad.

 

 Ahora tengo que nominar a diez blogs:

  1. https://amalaidea.wordpress.com
  2. https://purasvagancias.wordpress.com
  3. https://lihembensayel.wordpress.com
  4. https://louisedeparadas.wordpress.com
  5. http://bellaespiritu.com
  6. https://emocionesencadenadas.wordpress.com
  7. https://deslizia.wordpress.com
  8. https://espaciochus.wordpress.com
  9. http://tinteroypincel.com
  10. https://plumayluz.wordpress.com

Formular mis cinco preguntas:

  1. ¿Desde cuándo sientes que necesitas escribir?
  2. ¿Hay momentos especiales en los que sientes que tienes que escribir en el blog?
  3. ¿Qué otra finalidad además de la expresión personal, le ves a compartir tu blog?
  4. ¿Has pensado en abandonar el blog en algún momento?
  5. ¿Qué temas te gustan más a la hora de escribir?

Feliz año Nuevo bloguer@s amig@s

Mi última entrada del año es para dar las gracias y felicitar a esa familia bloguera que tanto cariño comparte conmigo.  Desde los viejos amigos y amigas, algunos de los cuales ya no escriben, hasta los más recientes, descubiertos en este año con sorpresa y mucha ilusión: Después de la Media rueda, Loretta Maio, Tintero y Pincel, Pluma y Luz…etc etc, porque es imposible nombrarlos a todos. Cada entrada que publico siempre tiene una noticia por parte de alguno de vosotros. Es muy gratificante y quiero deciros que no siempre puedo corresponder. Mi bloguito va a hacer este 2015 seis años, y como todos los “niños” reclama mucha atención, atención que me encanta darle, pero que no siempre puedo. Gracias a todos por estar ahí, es maravilloso poder contar con vosotros, gracias por apoyarme e impulsarme a seguir escribiendo. Gracias amigos, Feliz Año Nuevo y que sigamos blogueando muchos años.

viaje a holanda semana santa 754

Foto. Triopía. (Holland-2010)

 

Cinco años con Té, Chocolate y Café

Te, chocolate y café cumple este mes cinco años. Sigue siendo ese rincón íntimo para compartir en amistad.  Aunque ya  no es el mismo. Ha ido cambiando con las vivencias, con las pérdidas y las ganancias, las marchas de los que se fueron para siempre; las infancias que ya no volverán al hogar; las adolescencias recibidas; la juventud que rebosa; el amor consolidado; los niños que me inspiran, que vienen y se van cada año; las amigas y amigos que dejaron un vacío; las nuevas amistades que ocupan limpios  e importantes lugares en el corazón. El momento pequeño e íntimo en el que digo que existe este espacio…Y  en el último mes, la conexión a las redes sociales. De todas formas,  sigue siendo un espacio  para sentir… y doy las gracias a todos los amigos y amigas que en algún momento de sus vidas, encuentran un hueco y se sientan a compartir conmigo estos pequeños momentos.

Ever After High 13

Corazón de té

Unos buenos amigos me han regalado una tetera de cristal. Puede ponerse sobre un pequeño soporte que encierra una velita para mantener el té caliente. Me fasciné la primera vez que la vi en su casa, en Holanda, y me han regalado una preciosa, con el mismo sistema. Es tan frágil y bonita que me da miedo romperla, y por ahora, la tengo en la estantería. Su transparencia y delicadeza me reflejan los sentimientos de las personas que me la han regalado. Son tan extraños los objetos y su simbología, tan misteriosas las emociones que puede producirte un regalo, tan sorprendentes los sentimientos que puede transmitirte un objeto simple regalado desde el corazón…

Por ahora, no quiero usar mi tetera nueva de cristal, no ahora que estoy trabajando y corro durante todo el día con ella en la mano, y me he comprado otra, más simple, que tiene un pájaro en la tapadera, un pájaro como una estatuilla a punto de echarse a volar. Miro mi pequeñez humana a través de la fascinación que me producen ciertos objetos simples, que no son joyas, ni extravagancias caras. Sólo objetos como éste, dispuesto a guardar, encerrados en su corazón caliente, un montón de sentimientos difíciles de explicar…

Mi dulce amiga

No recuerdo si hace ya  nueve o diez años que conocí casualmente en una  habitación de hospital a mi amiga M. Las dos pasábamos por malos momentos con nuestras hijas pequeñas, y las dos acabamos por fundirnos en un abrazo con tan sólo cruzar unas palabras que definían nuestra vida. Porque por extraño que parezca, resulta que  nuestras circunstancias personales eran iguales, tan iguales en lo excepcional, que rayaban lo insólito. Así es que partir de aquel momento, y  sin conocernos, iniciamos una alianza de amistad que permanece a través de los años, tan duros fueron los momentos que pasamos juntas…

Podemos estar desde entonces  mucho tiempo sin vernos, pero al llegar estas fechas de octubre, siempre nos escribimos, nos llamamos o rememoramos de alguna forma nuestra aventura agridulce.

Lo más curioso, es que a pesar del drama que vivíamos, logramos una complicidad especial que nos hizo quitar hierro al asunto y comenzar a transformar en comicidad todo el dolor que estábamos viviendo entonces. Así es que ante la mirada atónita de las enfermeras,  nos pasábamos las noches riéndonos a carcajada batiente y contando mil anécdotas de nuestras vidas, obras y milagros, que nos hacían desternillarnos , con las consiguientes risas de nuestras niñas y su efecto benefactor sobre ellas y sobre nosotras mismas. Fueron muchos días juntas, muchas anécdotas, risas, bromas, lágrimas, dolor, alegrías…las que vivimos unidas.

Al cabo del tiempo, volvimos a casarnos en años consecutivos y guardando los mismos extraños paralelismos vitales. Escribiendo esto me cae alguna lágrima furtiva, pero sobre todo, sobre todo, escucho el eco de las risas de mi amiga M, así es que por supuesto, lo que más me queda de nuestra amistad es una GRAN SONRISA llena de cariño… dulce, dulce, como nuestras hijas.