Transdiabetes, cáceres 2015

Hoy fue un día inolvidable.  Pasamos nuestro aro llegado de Cádiz, por la Ciudad Monumental y subimos al Santuario de la Virgen de la Montaña, cada uno como pudo (corriendo, andando, en bici, skate) Tuve la suerte, gracias a la invitación de mi amiga  y  casi hermana dulce, Montse, de leer  y compartir con todos los amigos y amigas dulces el cuento: Dulcelina y la fuente de la vida, que escribí hace dos años ,que se publicó en Letras Cascabeleras, y que tengo dedicado a todas las personas que escalan diariamente las montañas escarpadas de “las agujas”. Ha sido un día de convivencia inolvidable. Dejo aquí un  recuerdo del hoy, la imagen de mi hija y mía. Es la primera vez en seis años, que pongo nuestro rostro en el blog. Creo que lo hago por una buena causa, para dar voz, y luz a este problema con el que luchan diariamente muchos niños y niñas, y sus familias, siendo nuestros pequeños héroes y heroínas anónimos. Informémonos por favor, que no  hagan sufrir a estos niños y niñas por ignorancia. Dejo nuestra imagen porque mi hija ha sido una de esas niñas que ahora es una mujer luchadora. ¡Mucha fuerza para todos los que compartimos el círculo azul! No estamos sol@s.

12191005_905706546143304_7285779167164599497_n

La Escaletra visita Huertas de Ánimas

Esta vez la Escaletra Fantástica ha visitado Huertas de Ánimas, donde se encuentra ubicada mi escuela de Infantil. Allí estuvo muy bien acompañada por el escritor huerteño Emilio Curiel, la profesora Toñi Delgado, la terapeuta Ascension Cortés,  y la colaboración especial de ¡Los personajes de la Escaletra!!! La momia  doña Roña ( Paloma Jiménez) , el hada Heliodora ( María Pérez ), el lapicito ( Maria Isabel Vera ) y el fantástico unicornio de lunares (Noa Bermúdez ) . Por supuesto, contamos con la preciosa actuación de los alumnos y alumnas, que recitaron y leyeron poemas y cuentos del libro, la presencia de las autoridades de Trujillo, el Ampa, que se encargó de promover el acto, e incontables amigos y amigas. Muchísimas gracias a tod@s. Otra tarde fantástica e inolvidable para recordar.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Te invito a pasar por “LA ESCALETRA FANTÁSTICA”

10599569_981329215216697_2940972628792051437_nSoy maestra, y aprendo de los  niños y niñas que me ven y a los que veo, que me escuchan y a los que escucho. Aprendemos juntos, porque nos sentimos juntos. Aunque el día haya sido malo, aunque las cosas no vayan todo lo bien que quisiéramos, siempre hay un lugar entre el corazón y la mente, llamado fantasía, en el que puedes descubrir a un dragón mágico, una letra que pasea por una calle, un lápiz que duerme en un cajón, o una niña a la que le crece un arbolito en la cabeza. El mundo cambia de dimensiones y de leyes… podemos empezar a inventar. El manto invisible que cubre las cosas toma color, y nos adentramos en universos que están lejos pero muy dentro de nosotros. Comenzamos a subir y a bajar por una escalera fantástica llena de letras e historias, llena de emociones… nos adentramos en “La Escaletra Fantástica”.

La Escaletra Fantástica es un libro para todos, para niños y para mayores con ganas de sacar el corazón de niño, oculto por los rituales de la vida adulta. Es una zona de descanso, de placidez. Es ahí donde yo me situé para escribirlo; mirando hacia dentro y buscando qué es lo que realmente quería contar: quiero contar la magia de los niños con las palabras. Los juegos malabares que construyen las letras en su imaginación cuando empezamos la aventura de leer. Y recalcar con cada letra y cada cuento que le acompaña, un poco de las emociones que descubrimos juntos cada día, dados de la mano, subiendo y bajando, por los días y los años…

La Escaletra Fantástica se presenta el día 13 de diciembre de 2014 , a las cinco y media de la tarde en la Biblioteca Pública de Cáceres. Lo pasaremos bien. ¡Os espero!!!

10599569_981329215216697_2940972628792051437_n

Vuelve Dulcelina

Aún dormida por los efectos de la feria…abro los ojos lentamente, saboreando una nueva remesa, recién salida del horno, de mis poemillas infantiles y el cuento de Dulcelina. Ahora sí podré seguir antendiendo las demandas que con tanto cariño me están haciendo mis jovencísimos lectores,  amigos, amigas, familia, y nuevos lectores surgidos. Muchísimas gracias a tod@s por esta acogida. ¡Dulcelina, acabará siendo famosa! Por cierto, también están en Todolibros, Boxoyo y CabezaPájaro.

img_20140525_204620

 

El lenguaje de los pájaros. Fariduddin Attar

“Los pájaros del mundo entero se reunieron para buscar a su rey, el Simurgh, que se hallaba perdido desde hacía muchos años. Nadie sabía donde vivía, salvo un pájaro muy viejo. Pero él no podía encontrarlo solo pues el camino estaba plagado de trampas. Deben ir todos. El Simurgh vive, en efecto, en el Qaf, una cadena de montañas que rodea la tierra, para llegar a la cual hay que atravesar cortinas de fuego, nadar en furiosos torrentes, luchar con ejércitos de feroces dragones.

Partirán a miles, pero durante el viaje, que durará años, la mayoría morirá. Sólo treinta pájaros , ( si morg, en persa) los más sabios, alcanzarán, después de muchas dificultades, la corte del Simurh en las montañas del Qaf. Allí, deslumbrados, descubren miles de soles, de lunas y estrellas. Y en el reflejo de cada uno de estos astros ellos se ven y ven al Simurgh. hasta que finalmente comprenden que ellos son el Simurgh y que el Simurgh es ellos, que constituyen uno solo y único ser. Y que su rey, el dios que habían ido a buscar tan lejos, habitaba en ellos…”

(El Lenguaje de los pájaros. Fariduddin Attar, poéta místico persa.)

Cuento

Buscaba amor incansablemente. En cada amistad, en las páginas de los libros, en los amores y en los amantes, en los compañeros de trabajo, en cada actividad del día. Para conseguirlo regalaba: vida, vida  enmarcada, con cinta, con papel celofán. Trozos alegres, tristes, lisonjeros, amables, graciosos, confidenciales, según donde se dirigieran.

Un día ya no quedó nadie más al que pedir, contar, regalar. Porque cada uno se miraba, igualmente, su propio ombligo. El mundo resultó  lo suficientemente inhóspito como para no poder regalar su vida. Y comprendió que él debía empezar también a regalarse, a  quererse.

La amistad, los amantes, el amor vinieron a buscarle. Y entonces, empezó a vivir realmente todas las vidas que había regalado a los demás.