jabón de lavar

Una amiga me trae, con fotografías incluídas,  la receta del  jabón “mágico” de su madre. Una receta tradicional y actualizada, muy aprovechable en estos tiempos de vuelta obligada a lo más genuino.

En tres litros de agua se disuelve medio kilo de sosa. Cuando la mezcla está fría, se echan tres litros de grasa. (Puede mezclarse un kilo de manteca de cerdo con dos de aceite reciclado de la cocina, aunque también puede echarse manteca sola, en cuyo caso, se echará un poco más de agua). Después se añade un chorro de ” azulete” , u otro blanqueador  y se rocía con un detergente en polvo que nos guste, unos dos vasos. Se remueve todo y se echa en un molde hasta que espese. Ahí se deja reposar durante 24 horas y antes de que se vuelva sólido se vierte en moldes o se corta en forma de pastillas. 

Su madre usa una caja grande de magdalenas. He visto también utilizar como moldes las cajas de leche cortadas por la base, y salen unas pastillas bastante decorosas.