Una madre normal

Hoy leía en la red un artículo sobre una supermadre, que se ha hecho famosa porque fomenta la independencia de sus hijos. Vale. Me suena igual que el sexo en una “peli porno”. Todo es  fantástico para alguna gente “super” , y la realidad es que cada uno y cada una, somos madres y somos personas como podemos, y la vida nos deja serlo. No sé cómo se puede ser una madre super nada, cuando te has pasado la vida trabajando y llevando horarios imposibles hasta conseguir poner en orden una vida estable. Cómo se puede atender a las necesidades emocionales cuando las tuyas han luchado por sobrevivir al caos de la ausencia de una familia estable. Cómo ser todo esto que te exigen ser cuando has luchado sola  en una sociedad fiera que no te perdona un fallo. Soy la madre que he podido ser, he hecho lo que estaba en mi mano. Hay errores y hay aciertos. Dejadnos ser humanas, por favor. Dejadnos en paz con ese rollo de las supermamás, superprofesionales, superesposas. Lo único que soy es humana. Amo a mis hijos y hago lo que puedo. No puedo ni  quiero ser una mujer “súper”. Tengo ganas de vomitar.

madre luna

madre luna