La caja sonora

Pues sí… cuando ellos no están, la casa se convierte en una enorme caja de resonancia. He descubierto que los electrodomésticos susurran, que hay conversaciones que llegan desde la acera. Las pisadas también suenan, fuera y dentro, dependiendo de si llevo o no, zapatillas. Me escucho en una película: el sonido de la servilleta de papel que se rasga, la puerta que se abre, el gato que araña su caja.  Vierto la leche en la taza  y una cascada de sonido lácteo me despierta por las mañanas. El reloj del estudio es de pilas, tiene aún números y resulta que hace tic-tac. Lo hará desde siempre, imagino, pero hasta ahora no lo he descubierto. Hace la pila de años que no me escuchaba… Eso sí, cuando ellos llegan, engullen y a la vez dan sentido al  silencio y  a su lenguaje oculto. Son mi música.

reloj-de-pared-dibujo-en-vinilo-30x40-cm-pvc-y-vinilo

 

Belleza terrenal

Mi abuela decía que en su tiempo no había mujeres ricas y feas. Le pregunté cómo era eso posible y ella me contestó que era costumbre ponerles una finca en cada rostro…

Pienso en mi abuela leyendo los precios de las matrículas universitarias, y ya ni hablar del de las universidades privadas. Imagino que debe pasar algo parecido a lo que ocurre con la belleza ¡Qué lista era mi  abuela y eso que no había estudiado! Y qué belleza la suya, tan natural y hermosa.

Torch3102013T16240

Torch. Ellen Kooi

La guerra y la paz

Logo_denip

Logo: DENIP Eulogio Díaz del Corral

“La guerra es un lugar donde jóvenes que no se conocen y no se odian, se matan entre sí por la decisión de viejos que se conocen y se odian, pero que no se matan”.

Esta frase fue rehecha por Erich Hartmann, a partir de otra de Paul Valery , que decía que la guerra es una masacre entre gentes que no se conocen, para provecho de gentes que sí se conocen pero que no se masacran.

Hoy es el día escolar de la paz y la no violencia. Habrá que reflexionar.

 

 

Conciencia

“No tenemos conciencia de que la literatura, las humanidades, la cultura y la educación constituyen el líquido amniótico ideal en que las ideas de democracia, de libertad, de justicia, de laicidad, de igualdad, de derecho a la crítica ,de tolerancia, de solidaridad y de bien común pueden encontrar un desarrollo vigoroso.” Nuccio Ordine.

04ac47cd635e063c687cdefe4d63bb1f

André Kertész 

Una piedra en el camino

Buenas noches a todos, pido disculpas por responder  tardíamente a los  comentarios, y por la desconexión temporal, que me ha hecho no actualizar aún algunos premios de los amigos  y amigas blogueros y no leerles lo que desearía.

Digamos que, a la vez que  presenté en el mes de febrero  mi  Escaletra, tuve, lo que se dice… una piedra en el camino. He estado muy ocupada resolviendo cómo saltarla y parece que, al final, he podido pasar  por encima de esa piedra y de otras que la rodeaban. Cada obstáculo en el camino te hace más fuerte…aunque yo estoy un poco cansada. Hay gente que nace para ser civil, y yo, parece que nací para ser soldado de la vida.

Hoy vengo de recitar con un grupo de amigos y amigas, también de hacer la práctica de mi máster de Músicoterapia. Y de mi último seminario en el máster, con médico y musicoterapéuta, Aitor Loroño, con el que estoy en desacuerdo en muchas cosas, de las que más adelante escribiré detenidamente.

Pronto presentaré mi Escaletra  Fantástica en la Feria del Libro de Trujillo. Es decir, la vida se ríe de mí, pero también me sonríe. La vida es pícara y revoltosa, caprichosa e imprevisible.

th

 

Abandono

Las mañanas de mi calle, lugar de tránsito para personajes nocturnos y festeros, se convierte en un gran mantel de asfalto con sobremesa improvisada: migajas, restos de pizza y vasos de plástico o de cristal. El sol de la mañana proyecta el reflejo de líquidos, que supongo fueron bebidas inconclusas, ahora de turbio color y procedencia. Todos estos restos quedan abandonados en el suelo, en el capó de algún coche, o entre las rejas de alguna ventana. Cada huella cuenta una historia sorda que solo puedo imaginar, porque quedó silenciada a mitad de la noche, o al comenzar la  madrugada, y terminó en algún otro lugar lejos de mi calle. La perra Bimba mueve el rabo y se deleita ante el espectáculo de este festín urbano cargado de hastiada abundancia. Se lame satisfecha después de alguna golosina festiva, y yo me pregunto cómo esta sociedad en crisis puede crear tanto abandono…

La avenida. Ricardo Durán Urréjola

La avenida. Ricardo Durán Urréjola

MI BOLSO

Una de mis buenas amigas, cuenta siempre que cuando su madre decía que no tenía tiempo, ella no lo comprendía  y en su mente infantil, siempre se preguntaba: ¿Cómo se puede no tener tiempo?

Ayer, hablando con mi madre, ella, a sus 87 años, llena de lucidez extraordinaria y de sana filosofía maternal, me dijo: “¡Cómo vas a tener tiempo para todo! ¿Has visto lo que pesa tu bolso? Pues como pongas todo ese peso en tu vida… no me extraña que estés tan cansada y tan falta de tiempo…”

1925 Autoportrait  Tamara in Green Bugatti

1925. Autoportrait. Tamara in Green Bugatti. TAMARA LEMPICKA